Vox refuerza sus exigencias ideológicas en el Presupuesto con medidas para responder a la crisis

Como ocurrió en la negociación que desembocó en la aprobación del los Presupuestos vigentes, Vox ha vuelto a presentar una enmienda a la totalidad de unas cuentas elaboradas por el Gobierno andaluz, que los considera “socios prioritarios”. El entrecomillado es del propio titular de Hacienda, Juan Bravo, que en la comisión parlamentaria del pasado martes le recordó al portavoz de Vox los pactos alcanzados en los casi dos años que van de legislatura. La diferencia entre esta negociación y la del año pasado es el enfriamiento de las relaciones entre los socios por el choque entre Pablo Casado y Santiago Abascal, pero también, aseguran desde Vox, por el retraso en el cumplimiento de los acuerdos previos que vienen detectando desde hace meses.

Este “nuevo tiempo”, como lo bautizó Alejandro Hernández, portavoz andaluz de Vox, ha propiciado la elaboración de un documento con 72 puntos donde la formación de derechas recupera gran parte de los incumplimientos y añade varias medidas, sobre todo relacionadas con la crisis económica provocada por la pandemia y sus efectos en sectores como el hostelero.



A estas exigencias hay que sumar la creación de un organismo de control del cumplimiento de los acuerdos que, además, otorga a Vox un mayor papel en la gestión. Esta “comisión bilateral de gestión y seguimiento presupuestario” debe servir también para vigilar la ejecución de las cuentas e incluso de plantear medidas que puedan financiarse con los fondos europeos de recuperación, denominados Next Generation.

En las medidas de carácter económico destaca la subvención de la cuota de los autónomos en caso de baja laboral o pérdida de ingresos a partir de la renta del año previo, así como ayudas a “autónomos en dificultades”. En el contexto de la pandemia también incluyen un plan de ayudas al pequeño comercio y la hostelería, sobre todo en los cascos históricos, así como una indemnización a las empresas de transporte escolar por la suspensión, en primavera, de la actividad docente.

En materia de vivienda, destaca una línea de avales para jóvenes y familias numerosas para que la Administración cubra el 20% del precio del inmueble y la creación de un parque “público privado” de viviendas involucrando a la propia Junta, la Sareb y el resto de entidades bancarias para poner viviendas a precios asequibles a quien lo necesite.

Sobre los impuestos, Vox propone eliminar el tributo por sucesiones para todos los grupos, mientras que las donaciones sólo serían gravadas en el grupo cuatro –no familiares– y con un tipo que grava el impuesto de transmisiones patrimoniales. Vox propone una deducción en el IRPF de las familias numerosas y una rebaja mayor en el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados.

También exigen la equiparación de las familias con alguno de sus miembros con discapacidad a la condición de numerosa, así como un plan de integración para las personas con discapacidad. Y abogan por un programa de ayudas a las familias con alergias o intolerancias alimentarias graves y aumentar la dotación del programa de respiro familiar.

Vox quiere prohibir las subvenciones a aquellas personas que no hayan justificado las concedidas previamente y defiende la penalización a los entes públicos que no rindan cuentas, vetando su acceso a ayudas de la Junta. La formación de Alejandro Hernández quiere que haya un plan estratégico de subvenciones anual y un refuerzo de la investigación en materia de ayudas no justificadas para intentar recuperarlas. “Las subvenciones no se podrán conceder garantizando un importe mínimo”, dice otro de los puntos del documento que también propone una auditoría sobre el “coste de las políticas de impacto de género”.

Vox también defiende la suspensión de las ayudas a la cooperación internacional mientras dure la crisis sanitaria y eliminar el gasto del IAM en “ayudas a programas de contenidos ideológicos o de género”.Esta es una de las exigencias que Vox viene reclamando desde su irrupción en el tablero andaluz, como las ayudas a las escuelas taurinas, los programas educativos relacionados con la actividad cinegética o las ayudas a las mujeres embarazadas con problemas económicos. Todas estas propuestas están recogidas en el documento, al igual que el cambio de nombre de Canal Sur por Andalucía TV, la reducción del presupuesto de RTVA y la subvención de 200.000 euros para realizar una película sobre la figura del militar malagueño Bernardo de Gálvez. También destaca el impulso del teléfono de violencia intrafamiliar, la apuesta por la conciliación laboral “sin carga ideológica” y el incremento de la seguridad en los centros de acogida de menores extranjeros no acompañados.

Lo que no recoge el texto es un montante económico. Desde Vox explican que el cálculo sólo se hará si se alcanza un acuerdo con el Gobierno para sacar adelante las cuentas. Para ello tienen hasta la mañana del miércoles, cuando todavía podrían retirar el veto presentado el viernes a las cuentas.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: