Unos 500 ayuntamientos andaluces se unen al programa de vigilancia de las cuarentenas

Unos 500 ayuntamientos andaluces han alcanzado un acuerdo con la Consejería de Salud y Familias de la Junta para que sus cuerpos de la Policía Local dispongan de los datos de los enfermos de Covid-19 que deben guardar cuarentena, de modo que se vigile que cumplan con el aislamiento domiciliario.

Se trata, según han informado a Efe fuentes de la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP), de una vigilancia fruto de un acuerdo entre esta entidad y la Junta que se dio a conocer en octubre y al que se han adherido de forma voluntaria los ayuntamientos, que dotan a sus policías locales de la información que precisan para ello.



De esta forma, los agentes disponen de información sobre identidades y calendario de cuarentenas de los vecinos aislados en sus domicilios, además de examinar periódicamente listados de positivos por coronavirus para realizar un seguimiento a los enfermos.

Para poder trasladar esta información de manera periódica, se ha puesto en marcha por parte del Sistema Sanitario Público Andaluz (SSPA) la app APEX. Gracias a ella, las delegaciones territoriales pueden informar de forma periódica a los policías locales sobre qué vecinos deben cumplir aislamiento en cada municipio.

En cumplimiento de la Ley de Protección de Datos, se les ha solicitado a todos los jefes de las Policías Locales de los municipios andaluces la firma de un documento de confidencialidad para que hagan uso de estos datos de forma estrictamente confidencial y únicamente con fines de Salud Pública.

En el caso de que los municipios no dispongan de Policía Local, dicha información se coordina a través de la Subdelegación de Gobierno de cada provincia.

Las sanciones por no respetar el aislamiento

Según el decreto sancionador aprobado por el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía, tiene consideración de infracción grave el incumplimiento del deber de aislamiento domiciliario acordado por la autoridad sanitaria o, en su caso, del confinamiento decretado, realizado por personas que hayan dado positivo en Covid-19.

Las sanciones graves suponen una multa desde 3.001 hasta 60.000 euros, y a ellas se unen con sanción leve y una multa de 100 a 3.000 euros el incumplimiento de la medida cautelar de cuarentena acordada por la autoridad sanitaria competente en personas que no hayan dado positivo en coronavirus pero que sean contactos directos de un enfermo confirmado.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: