Una finca de Roca acogerá ahora eventos como la feria de San Pedro

El Ayuntamiento de Marbella convertirá la Finca de La Caridad -intervenida al exasesor de Urbanismo Juan Antonio Roca por los tribunales como parte de las responsabilidades civiles por los casos Saqueo I y II-, en un equipamiento público polivalente en el que se ubicarán los recintos feriales de San Pedro Alcántara y Nueva Andalucía, según ha anunciado este viernes la alcaldesa de la localidad, Ángeles Muñoz.

Así lo ha destacado la regidora en una visita que ha realizado al espacio recuperado por la Administración local en febrero de 2019, donde ha estado acompañada por el teniente de alcalde sampedreño, Javier García, señalando que el mismo cuenta con una extensión de más de 80.000 metros cuadrados que “no solo servirá de enclave para la celebración de las semanas grandes, sino que además permitirá albergar eventos culturales y sociales, de exposiciones y de todo tipo de actividades organizadas por el propio Consistorio y también por los distintos colectivos de la ciudad”.



Ángeles Muñoz ha recordado el “gran esfuerzo que nos ha costado recuperar esta propiedad para la ciudad –en el marco de los procedimientos judiciales por casos de corrupción con sentencia firme-, con una intensa pelea en los tribunales y contando con la complicidad del Ejecutivo central cuando gobernaba el Partido Popular”.

En este sentido, la munícipe ha abundado en que “una vez que formó parte de nuestro patrimonio, empezamos a debatir cuál debía ser su uso, teniendo en cuenta sus características únicas, con un terreno muy llano y bien conectado tanto con San Pedro como con Nueva Andalucía”.

Por ello, la munícipe ha valorado que “teniendo en cuenta las necesidades de equipamiento que tiene la ciudad, finalmente hemos decidido que lo que más falta hace son espacios polivalentes para su utilización durante todo el año”, por lo que ha remarcado sobre este futuro equipamiento que “queremos que sea un revulsivo económico y un atractivo añadido para ambos núcleos urbanos”.

Al hilo de ello, la regidora ha puesto el acento en que, pese a que en la actualidad los recursos municipales están enfocados prioritariamente en las necesidades más inmediatas, como son la atención social y la reactivación económica para hacer frente a la pandemia sanitaria de coronavirus, “destinaremos a este equipamiento los fondos que durante otros ejercicios se utilizaban para acondicionar parcelas que no eran de titularidad municipal en las que teníamos que actuar para la celebración de las ferias”.

De esta manera, la responsable municipal ha considerado que “ese dinero que durante muchos años se ha ido invirtiendo periódicamente, ahora se empleará en contar con un recinto permanente”, ha subrayado la primera edil.

Asimismo, Muñoz ha matizado durante su intervención pública que la situación urbanística de la parcela, calificada como rústica-agraria en el planeamiento vigente, “nos obliga a que las instalaciones sean consideradas como provisionales”, a lo que ha añadido que el compromiso del equipo de Gobierno es que en el nuevo el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) “este equipamiento sea considerado como urbano y que toda la inversión que se haya realizado se mantenga en el tiempo”, ha concluido.

El espacio fue embargado al ‘cerebro’ de Malaya

El Ayuntamiento de Marbella tomó posesión de la finca La Caridad el pasado año, una propiedad del exasesor de Urbanismo y ‘cerebro’ del caso Malaya Juan Antonio Roca que fue devuelta a la ciudad como parte del pago de responsabilidades civiles por los casos Saqueo I y II. 

El espacio está ubicado en la zona de Guadaiza, en San Pedro, y se incorporó al Patrimonio Municipal de Suelo en febrero de 2019 en virtud de la disposición recogida en los Presupuestos Generales del Estado de 2018, elaborados por el Gobierno del PP, que permitía al Ayuntamiento obtener el dinero y los bienes abonados y embargados a los condenados en procedimientos judiciales por corrupción con sentencia firme, según ha destacado la alcaldesa, Ángeles Muñoz. 

La cesión de la finca fue firmada ante el notario Eduardo Hernández el 26 de febrero del pasado año con la entrega de llaves al Consistorio, conteniendo en ese momento una cochera que llegó a albergar 45 carruajes de distintas épocas y distintos objetos de decoración.

La propiedad, valorada en 5.079.874,51 euros, cuenta con 81.000 metros cuadrados distribuidos en una casa de invitados, caballerizas, una capilla, un edificio de oficinas, una cochera, una clínica veterinaria, la casa de los guardeses y la antigua casona que estaba en reforma.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: