Un sindicado de la Policía le envía una durísima carta a Marlaska: “Su gestión es nefasta”

La Unión Federal de la Policía (UFP) ha remitido una durísima carta al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, en la que califican su gestión como «nefasta y manifiestamente mejorable» y denuncian la «inseguridad jurídica» de los agentes ante los continuos cambios en las normas que deben aplicar.

Los incidentes de las últimas 48 horas en diferentes ciudades españolas han provocado que los policías estallen. Numerosos agentes de la Policía Nacional han resultado heridos en estas protestas. Los disturbios parecen haber cogido con el pie cambiado al Ministerio del Interior, de ahí la queja de los sindicatos policiales.

En concreto, en una misiva remitida este mismo domingo por los policías a Fernando Grande-Marlaska, la UFP se queja del «caos» que vive España en plena segunda ola del coronavirus. Recuerdan al ministro las decenas de agentes que han sido heridos durante las algaradas callejeras de estos días.

«La gestión que su Ministerio está haciendo desde el inicio de la pandemia es nefasta y manifiestamente mejorable», recalcan los agentes, que explican que «las normas que cambian cada día y la disparidad de criterio a la hora de aplicarlas, están haciendo que las diferentes unidades de Seguridad Ciudadana de la Policía Nacional, que tienen encomendada la misión de aplicarlas, se encuentren con una inseguridad jurídica como nunca en nuestro país», dicen en la carta a Grande-Marlaska.

Los policías vuelven a recordarle a Marlaska la escasez de material y la desprotección que sufren estas unidades que «se están enfrentado día tras día a situaciones en las que se enfrentan a ciudadanos, en muchos casos violentos».

Achacan también a la pésima gestión del ministro del Interior el hecho de que «no se nos hacen pruebas, se nos recomienda vacunarnos contra la gripe, pero no hay vacunas porque dependemos de que las comunidades autónomas nos las regalen».

Sale «barato» agredir a un policía

Otro motivo de queja de la Policía contra Fernando Grande-Marlaska es el hecho de que a la inseguridad jurídica bajo la que ha sumido Interior al cuerpo se une «la falta de instrumentos o instrucciones claras de cual debe ser la forma de actuar, por no hablar de lo ‘barato’ que penalmente resulta agredir a un policía, hecho que los violentos conocen y que nos lleva a una situación de auténtica indefensión».

La UPF denuncia que todas estas y otras muchas quejas han sido escaladas al director general de la Policía en más de 30 escritos «sin que haya tenido la deferencia de contestarlos».

El sindicato policial exige a Marlaska que «se ponga al frente del Ministerio y tome las medidas que sean necesarias para atajar esta situación». En concreto, la UPF pide:

  1. Que se reconozca a los agentes de la Policía Nacional como personal de riesgo alto y se les dote del material necesario.
  2. Que se termine el caos jurídico en el que tenemos que desarrollar nuestra labor y se dicten órdenes claras.
  3. Que se reconozca a todos los funcionarios adscritos a Unidades de Seguridad Ciudadana como una especialidad.
  4. Que se inste una modificación del Código Penal para que el delito de Atentado a Agente de la Autoridad se deje de saldar con una multa que, en muchos casos, no alcanza los 60 euros.

 

 

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: