Tensión y polémica en ‘La mañana de Andalucía con Jesús Vigorra’

Habitual de la polémica por sus opiniones de tintes racistas, machistas y homófobas, el periodista y tertuliano José María Arenzana volvió a protagonizar ayer una nueva salida de tono durante su intervención en el programa La mañana de Andalucía con Jesús Vigorra, en Canal Sur Radio.

El presentador y los participantes en el debate -entre ellos, Magdalena Trillo, directora de Granada Hoy y de transición digital del Grupo Joly- trataban el caso de la brutal agresión con ácido a dos mujeres en Cártama por parte del delincuente reincidente conocido como El Melillero.



Arenzana no tardó demasiado en airear la procedencia del agresor, asegurando que, pese a su nacionalidad española, “su origen cultural es el que es” e incluso llegando a afirmar que la salvaje práctica de arrojar ácido a las mujeres “es muy frecuente en el Islam”.

Pero el apogeo de la discusión llegó cuando el tertuliano, aun considerando este suceso como un caso de violencia machista, se negó reiteradamente a considerar ésta lacra como un problema estructural, utilizando para ello el argumentario clásico de la extrema derecha: la negación del problema y una presunta violencia generalizada también de las mujeres hacia los hombres. En este sentido, el periodista se ofreció a dar datos “de múltiples casos”, aunque en realidad no ofreció ninguno citando fuentes oficiales.

La empecinada actitud de Arenzana -en su día condenado por la Audiencia de Sevilla por vejación y amenazas, como contaron en su momento los compañeros de elplural.com-, provocó horas después la emisión de un comunicado por parte de la RTVA: “Canal Sur Radio y Televisión manifiesta su absoluta disconformidad con las manifestaciones en relación a la violencia de genero y los crímenes machistas expresadas por su colaborador de la tertulia del programa La mañana de Andalucia con Jesús Vigorra en la emisión de hoy jueves 14 de enero. Canal Sur Radio y Televisión considera que manifestaciones de ese tenor no pueden ser admitidas, y por ello ha decidido prescindir de los servicios del citado colaborador“.

No obstante, el comunicado se repetía apenas una hora después en los mismos términos, pero eliminando la última frase: “Y por ello ha decidido prenscindir de los servicios del citado colaborador”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: