Susana Díaz subraya no es la primera vez que acude a las primarias y recuerda que ya ganó a Planas

La secretaria general del PSOE-A, Susana Díaz, ha subrayado este lunes que no es la primera vez que se presentará a unas primarias para liderar su partido en Andalucía y ha recordado que (en 2013) le “ganó” al ahora ministro de Agricultura, Luis Planas, quien no logró los avales necesarios y se retiró.

“Yo respeto a todos mis compañeros y, al final, la decisión de quién lidera el PSOE de Andalucía la van a tomar los militantes andaluces en Andalucía”, ha recalcado en una entrevista en Espejo Público de Antena 3 al ser preguntada sobre la posibilidad de que tenga que competir con la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, en unas primarias para elegir al nuevo secretario general del PSOE-A.



Ha recordado que no es la primera vez que se enfrenta a unas primarias, en las que ha obtenido un resultado “unas veces mejor y otras peor”, y ha asegurado que “incluso de los golpes se aprende mucho”.

Díaz, que también compitió en unas primarias para optar a la secretaría general del PSOE, en las que perdió frente a Pedro Sánchez, ha incidido en que en 2013 se tuvo que enfrentar con Luis Planas en Andalucía “y eso te da un bagaje enorme”.

Yo no soy la misma Susana que hace unos años, he cambiado en paciencia, templanza, en ver las cosas de otra manera, combinando la pasión con la escucha activa y el aprendizaje permanente”, ha asegurado. Sobre las próximas primarias, ha señalado que ella no va a competir por liderar el PSOE-A, sino “para que los socialistas andaluces volvamos al gobierno, eso es lo único que me preocupa”, ha aseverado.

Preguntada si está dispuesta a “hacer un Iceta” y dar un paso atrás, ha subrayado que la situación de Cataluña no tiene que ver con la de Andalucía, donde “ganamos las elecciones por más de ocho puntos al PP” en 2018.

Nos fuimos con muchísima dignidad a la oposición, habíamos ganado, somos el partido mayoritario, ganamos las últimas cinco elecciones, pero el PP y Ciudadanos alcanzaron el gobierno porque normalizaron a la extrema derecha”, ha agregado.

Según la dirigente socialista andaluza, en estos dos últimos años en la oposición se han “reconocido errores” y han “aprendido” que las cosas se pueden hacer mejor, a la vez que ha habido un proceso de renovación interna “muy fuerte”, lo que “conduce a críticas”, pero “ahora nos toca diseñar una Andalucía pos-COVID”.

Tras mostrar su “alegría” por la victoria de Salvador Illa en Cataluña, lo que supone un “rayo de esperanza”, ha afeado que “algunos piensen que la victoria de los socialistas en unos sitios se puede utilizar en contra de otros”. “En Cataluña había un debate de constitucionalismo contra nacionalismo y esa no es la realidad de Andalucía, donde nos sentimos tan andaluces como españoles”, ha remarcado.

Ha negado que desde el PSOE federal se le haya llamado para pedirle que dé un paso a un lado: “Ellos saben que mi compromiso es con Andalucía, que tengo la mente, la ilusión y el esfuerzo puesto en Andalucía”.

Y ha repetido la idea de que ella lidera en Andalucía un partido que ganó las elecciones en 2018 “y por muchos puntos al PP” y que desde entonces el PSOE no ha vuelto a perder en esta comunidad ninguna de las elecciones celebradas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: