Susana Díaz garantiza que dará batalla en las primarias del PSOE andaluz

Susana Díaz presentará batalla en las primarias que decidirán el futuro del PSOE andaluz. “Esto no va de que se quite nadie”, ha espetado la líder socialista en una suerte de respuesta a las presiones que viene recibiendo desde hace días y que la conminan a dar un paso atrás para permitir una renovación en el partido. “Que digan quién va a ser su candidato o candidata”, ha reiterado.

La líder socialista ha comparecido por segunda vez en una semana para dejar claras sus intenciones y ha aludido directamente a Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, que inauguró las presiones públicas el pasado miércoles en Granada al mostrar el camino seguido por Miquel Iceta, que ha dado un paso al lado para permitir la candidatura de Salvador Illa en las elecciones catalanas. Díaz ha tachado de “desconcertantes” las declaraciones del dirigente socialista y vicepresidente del Congreso y se ha distanciado del líder del PSC. “Nuestros resultados no son los del PSC”, ha zanjado



La insistencia de Díaz, que no ha mencionado el asunto orgánico del PSOE hasta el turno de preguntas, sirve como mensaje de respuesta al rosario de presiones que viene recibiendo desde que se confirmó que el congreso federal del partido será en la segunda semana de octubre. Después llegará el turno del cónclave andaluz, pero antes se celebrarán las primarias. Y la líder socialista está convencida de que llegará hasta allí: “las primarias vinieron para quedarse y los militantes decidirán cuando llegue el momento”. 

Serán las primeras a las que se enfrente a nivel regional, aunque Díaz ya ganó dos procesos en 2013 y 2017 en los que ninguno de los precandidatos logró los avales. No obstante, los estatutos que salieron del congreso de 2017 rebajaron las exigencias y sólo son necesarios el 2% de las firmas para presentarse. A fecha de enero de 2021 la duda es saber quién o quienes estarán frente a Díaz en el proceso.

En los últimos días se han manifestado algunos de los nombres ya conocidos, pero ninguno se ha postulado. Gómez de Celis se ha limitado a señalar la puerta de salida y Juan Espadas, alcalde de Sevilla, ha hablado de la necesidad de renovación y apostar por un proyecto “ilusionante”. En este contexto suenan también las palabras de José Luis Ábalos, que el jueves se reunió con la líder socialista para hablar sobre infraestructuras, aunque fuentes de Ferraz indicaron a esta redacción de que el número dos del PSOE federal quería hablar con la propia Díaz de sus intenciones futuras. 

Ella ha asegurado que en la reunión sólo se abordaron asuntos relacionados con la cartera de Ábalos y él, que este viernes se ha reunido con Juan Espadas, ha eludido pronunciarse al respecto. Se ha limitado a afirmar que es “normal” que haya debate en el seno del PSOE regional y ha señalado la importancia que tiene esta federación dentro del partido y para la “gobernabilidad” de España. Antes de la reunión, desde Ferraz también se indicó que existe preocupación por la “consolidación” del Gobierno del PP y Cs en Andalucía y que hay dudas sobre la capacidad de oposición de los socialistas en la comunidad. 

Esta indefinición de Ábalos puede leerse como una falta de apoyo a Díaz, la secretaria general de la mayor federación del partido, pero desde la dirección regional restan importancia a este tipo de gestos. Recuerdan, de hecho, que en el proceso de primarias que resquebrajó al PSOE en 2017 y acabó con la victoria contra pronóstico de Sánchez, los cuadros, dirigentes y ex dirigentes de peso del partido apoyaron a la líder andaluza, sin éxito. 

El proceso acaba de empezar, pero se prevé largo. Fuentes cercanas a la líder socialista aseguran que lo afronta con “ilusión” y rechazan que unas primarias a cara de perro perjudiquen a la formación. Más bien todo lo contrario, ya que, apuntan, pueden servir como revulsivo a un partido que todavía se está acostumbrando a ejercer de oposición en Andalucía. 

Queda así alejada, salvo cambio radical, la posibilidad de que Díaz de un paso al lado antes del proceso de primarias. Hasta entonces su empeño es que el tema quede “zanjado”. “La gente no espera que estemos todo un año mirándonos el ombligo”, ha reconocido la ex presidenta de la Junta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: