“Siempre antepongo los intereses de los ciudadanos a los del partido”

El 27 de marzo se enfrentará a Virginia Pérez por la presidencia del PP de Sevilla. Juan Ávila alcalde de Carmona, una de las principales plazas de poder de las que puede presumir el PP en una provincia tradicionalmente considerada como un fortín del PSOE. La circunscripción sevillana sigue siendo uno de los grandes retos pendientes de la formación de centro-derecha.

–¿Usted se presenta porque se lo ha pedido el presidente de la Junta, Juan Manuel Moreno? ¿No era su deseo más bien ser senador?



–Yo me presento porque quiero un PP de Sevilla ganador, que no se conforme con los resultados manifiestamente mejorables que tiene en nuestra provincia. Y lo hago mirándome en el espejo de Juanma Moreno, que gobierna Andalucía con sentido común, moderación y capacidad de consenso, y con el objetivo de contribuir a que Pablo Casado sea presidente del gobierno de España.

–Como presidente del PP de Sevilla y alcalde de Carmona, ¿podría atender a su pueblo y recorrer los más de cien municipios de la provincia, como requiere el cargo orgánico?

–Los que trabajamos 15 horas al día tenemos tiempo para eso y para más. Es cuestión de ganas y fuerza, y de creer que se puede mejorar la vida de los sevillanos.

–¿Hay opciones de promover una tercera vía para pacificar el congreso? ¿Estaría usted dispuesto a negociarla?

-El presidente Juanma Moreno pidió en la última ejecutiva del PP andaluz que no se convocara el congreso mientras no hubiese un acuerdo para formar una candidatura de unidad y consenso. La presidenta provincial desoyó esa indicación y lo convocó.  Los que me conocen saben que soy una persona leal y que dialoga. Pero para eso hacen falta dos.

–¿Cómo es su relación con la actual presidenta del PP de Sevilla, Virginia Pérez?

–Siempre hemos tenido una relación cordial y de compañeros de partido. Y así, por mi parte, lo seguirá siendo.

–¿Por qué la provincia de Sevilla se le resiste tradicionalmente al PP?

–El discurso de la izquierda caló con facilidad en la provincia por las dificultades económicas y laborales a las que se ha enfrentado históricamente. Pero eso no puede ser una excusa. En Carmona y otros municipios hemos conseguido la confianza de los ciudadanos con un proyecto ilusionante que, luego, desde el gobierno, convertimos en realidades. Por eso, en el PP de Sevilla los alcaldes tienen que tener un mayor protagonismo.

–Dicen que usted para defender mejoras en su pueblo no ha ahorrado energías para protestar reiteradamente contra el actual Gobierno andaluz.

–Siempre hay que anteponer los intereses de los ciudadanos a los de tu propio partido. Lo hace Juanma Moreno en Andalucía y lo voy a hacer yo en la provincia de Sevilla.

–¿Ve como un peligro para el PP andaluz el ascenso de Vox en los sondeos y el hundimiento de Ciudadanos?

–La división siempre dificulta conseguir gobiernos de amplias mayorías. Por eso la garantía de éxito del centro derecha está en su capacidad de concentrarse en torno a la fuerza mayoritaria que es el Partido Popular.

–¿Ha orillado el PP andaluz en exceso a Sevilla?

–Tanto a nivel orgánico como de gobierno andaluz, la presencia y el peso del PP de Sevilla es una realidad indiscutible. Quien defienda lo contrario solo busca fomentar polémicas localistas empobrecedoras.

–Valóreme la figura de Javier Arenas. Su influencia sigue siendo relevante en el PP de Sevilla.

–Javier Arenas es el presidente de honor del PP de Andalucía. Su influencia es la misma que la de cualquier otro afiliado. Lo que sí le digo es que no entiendo que haya en el PP personas que se avergüencen de un pasado que ha sacado a España dos veces de la ruina, ha creado millones de puestos de trabajo y ha luchado y entregado su propia sangre para acabar con el terrorismo de ETA.

–¿Cual es su modelo de partido para la capital? ¿Tiene claro quién debe ser el candidato a la Alcaldía?

–Igual que en la provincia hay que dar protagonismo a los alcaldes, en la capital, los distritos deben ser los pilares y el nexo de unión con los ciudadanos. Hay un grupo municipal con un portavoz, Beltrán Pérez, trabajando sin descanso. Lo que hay que hacer es respaldar su esfuerzo y dejarlo trabajar. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: