Sabor a Málaga entrega los premios a los cinco mejores quesos de cabra de la provincia

La Diputación provincial, a través de su marca promocional Sabor a Málaga, ha entregado este lunes los premios a los mejores quesos de cabra de la provincia que este año cumple su tercera edición. El acto ha tenido lugar en el marco del Gran Mercado Sabor a Málaga y ha estado presidido por el vicepresidente primero de la Diputación, Juan Carlos Maldonado, y por la presidenta de la Asociación Quesos de Málaga, Lourdes Riveros, que han entregado los trofeos a las cinco categorías premiadas en el concurso.

Así, este año el Premio al mejor queso fresco de cabra de la provincia de Málaga ha sido otorgado al Queso Fresco El Arquillo, de Arquillo, agrícola y ganadera, SA. y ha sido recogido por el Juan Francisco Sánchez, gerente de la empresa y por Irene Valle, maestra quesera.



En la categoría de Premio al mejor queso semicurado de cabra de la provincia, se ha reconocido al queso Semicurado Montes de Málaga de Agrupación de Ganaderos de los Montes de Málaga SCA (Agamma SCA); trofeo que ha sido recogido por María José Sánchez, vocal de la cooperativa.

En el apartado al mejor queso curado de cabra elaborado con leche pasteurizada de Málaga, se ha distinguido al queso Añejo El Pinsapo de la Sierra de las Nieves de Agasur, SCA., cuyo premio ha recogido su director comercial, Faustino Domínguez.

El Premio al mejor queso curado de cabra elaborado con leche cruda, de la provincia de Málaga, ha recaído en el queso Leche cruda Flor, y ha sido entregado a la gerente de Flor Bermeja SC., Melania Pico. En la modalidad de mejor queso de cabra con condimentos en su interior y/o cobertura innovadora, el galardón ha recaído en el queso Curado con romero El Pastor Del Valle, un trofeo que ha recogido la gerente de Lácteos El Pastor Del Valle, SL., Josefa Burgos.

Durante la entrega de premios, Maldonado ha destacado la coincidencia de que todas las queserías galardonadas tienen ganadería propia y ha ensalzado la labor que realizan el millar de familias que, directa o indirectamente, trabajan en las más de 200 explotaciones que hay en la provincia.

“Concursos como éste sirven para poner en valor y dar publicidad a uno de los alimentos más característicos de nuestra despensa, también al mantenimiento y mejora de nuestras razas de cabra autóctonas, la Malagueña y la Payoya, y a todas las familias y empresas que hay detrás de su conservación, uno de los sectores que más contribuyen a evitar la despoblación en el interior de la provincia”, ha incidido.

En este sentido, ha recordado que la Diputación apoya a este sector con la subvención que cada año se concede a la Asociación Española de Criadores de la Cabra Malagueña, así como con las ayudas del Plan Málaga, que este año han inyectado un millón de euros en subvenciones para las empresas del sector agroalimentario de la provincia.

Maldonado ha añadido que, además de las ayudas, desde la Delegación de Desarrollo Sostenible “se están poniendo en marcha los mecanismos de dinamización necesarios para reactivar la economía, tanto del sector caprino, como del resto del tejido agroalimentario malagueño”, en referencia al nuevo Market Place de Sabor a Málaga, presentado esta semana y que “será el salto digital que ayude a muchas de nuestras pequeñas y medianas empresas a mejorar sus ventas y competir en igual de condiciones con los grandes de la alimentación”.

Por su parte la presidenta de la Asociación Quesos de Málaga, Lourdes Riveros, ha valorado el certamen ya que “reconocen la gran calidad de nuestros productos, de nuestro trabajo y el importante papel que el sector quesero malagueño tiene en nuestra provincia”, recordando que más del 80 por ciento de las queserías malagueñas tiene ganadería propia, “lo que garantiza que los quesos se elaboren con leche recién ordeñada; algo que repercute directamente en una calidad que este concurso reconoce”.

El certamen, celebrado el pasado noviembre, tuvo lugar a puerta cerrada para cumplir las normas de aforo establecidas por las autoridades sanitarias y con la única presencia del jurado formado por Margarita Jiménez Gómez, técnica GDR Valle del Guadalhorce y experta en quesos de cabra; Paco García, sumiller y director del restaurante El Lago, galardonado con una estrella Michelin; Juan Francisco Galera Martín, experto en quesos y gerente de la mayorista de alimentación Comercial Galera y Catalina Schiff Augis, al frente de la empresa de catering y obrador Dulce y salado de Fuengirola.

Además del trofeo, el diseño de la letra Q y cuyo soporte es la pleita donde se hacen los quesos, cada una de las empresas recibe hasta 3.600 euros en concepto de compra de los quesos galardonados. Se trata de un premio global de 18.000 euros. Además, los quesos distinguidos acceden directamente al circuito de promoción y comercialización provincial, nacional e internacional de la marca Sabor a Málaga y exhibirán en el etiquetado la referencia al galardón.

De los 24 quesos de cabra presentados a concurso, seis han competido en la categoría de queso fresco; otros seis en la de semicurado; tres en la categoría de queso elaborado con leche pasteurizada; seis en la de queso curado elaborado con leche cruda y tres en la categoría de queso con condimentos en su interior y/o cobertura innovadora. Una última categoría, la de queso de cabra de Pasta Blanda de la Provincia de Málaga, ha quedado desierta al no presentarse a concurso ningún queso en esta modalidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: