Ronda Romántica-El Valor de lo Nuestro: La vestimenta de la Época Romántica

 

El próximo sábado 29 de mayo, a las 20,30 h., en el auditorio de Blas Infante, se pondrá en escena este espectáculo, que pretende proyectar la esencia de lo qué es RONDA ROMÁNTICA. Las invitaciones podrán ser retiradas a partir de este lunes en la Casa de la Cultura, y se hace un llamamiento a todos los asistentes acudan vestidos de época. La imagen de figurantes, actores y públicos, todos a la usanza romántica, puede ser IMPRESIONANTE, y la mejor promoción para nuestra fiesta.

A tal efecto, recordamos que es muy importante vestirse adecuadamente para ‘Ronda Romántica’. Y para ello es preciso conocer cuál es la indumentaria y vestimenta a la rondeña de esta época y ceñirse a ella, con corrección, elegancia y exactitud.

1. INDUMENTARIA DE ÉPOCA (s.XIX)

Para ‘Ronda Romántica’ existe una INDUMENTARIA DE ÉPOCA, que es la que día a día utilizaba la población, según sus oficios y clase social, estas son las que dan lugar a los trajes tradicionales o mal llamados típicos, como fruto de una representación del pasado y se mantienen en el presente tan solo en sus elementos más significativos y concretos.

Y entre esta indumentaria podemos encontrar a: mujeres trabajadoras, campesinas, segadoras, labradoras, hilanderas, tenderas, lavanderas, burguesas, matuteras, recoveras, tabacaleras, tinajonas, etc, etc…

Entre los elementos de la INDUMENTARIA DE USANZA FEMENINA están: los tocados, sombreros, pañuelos de cabeza, mantones, esclavina, justillo, jubón, corpiño, faldriquera, delantal, blusas, pololos, medias…

En el caso de la INDUMENTARIA DE USANZA MASCULINA, serán los propios de los distintos oficios y estatus social de la época. Lógicamente esta ropa adopta influencias de la moda imperante, pero se trata de vestidos y trajes cotidianos sin una función ritual ni ceremonial. Así hemos observado, acertadamente en nuestra fiesta, como hay mujeres y hombres que se visten de un modo sencillo, escogiendo elementos del vestir que los combinan adecuadamente y no supone un gasto excesivo. Van vestidos como el pueblo llano e incluso algunos representan los oficios comunes de aquellos tiempos: burgueses, artesanos, arrieros, comerciantes, aguadores, mozos de cuerda, traperos, caldereros, esparteros, jornaleros, corredores, obreros, gañanes, zapateros, barberos, alfareros, taberneros, carpinteros, trajinantes, mozos de mulas, silleros, lecheros, retratistas, canasteros, moreros, cacharreros, talabarteros, quincalleros, verduleros, alpargateros, carniceros, fruteros, marengos, afiladores, saltimbanquis, cosarios, recoveros, lateros, recaderos, herreros, barquilleros, buhoneros, diteros, regatones, tratantes, chalanes, etc, etc…

2. TRAJES Y VESTIDOS ROMÁNTICOS (s.XIX)

Existe también un traje propiamente de la época romántica, con un claro diformismo sexual: el TRAJE FEMENINO ROMÁNTICO, que va evolucionando en distintos estilos: neomanerista, sencillo, neorrococó, estructuralista, polisón… Y todos con unos más que interesantes complementos, como los guantes, sombrillas, mantillas, abanicos, el camafeo.

Y el TRAJE MASCULINO ROMÁNTICO: traje pantalón con la chaqueta corta por delante con largos faldones atrás, de colores azul, negro, gris oscuro o café. Sombrero de copa alta y ala ancha. Y entre  otros elementos, a destacar: el gabán y  la capa. A su vez, existe un fenómeno originario de Inglaterra que también llegó a España es el ‘Dandismo’, personaje individualista, irracional y atrevido. Que en España era conocido como ‘el elegante, el cucurrato, el pisaverde, el pirraca, el paquete’ o el más famoso y curioso ‘lechuguino’.

3. LA VESTIMENTA A LA RONDEÑA

Y por último la VESTIMENTA A LA RONDEÑA. En el caso del hombre, el TRAJE DE RONDEÑO es el traje de majo romántico del XIX, cuya moda permaneció a lo largo de todo el siglo, con ciertas variaciones con respecto a algunas poblaciones de la Serranía.

El calzón corto, por debajo de la rodilla, pantalón con aberturas laterales que se cerraban con cordoncillo y del que cuelgan caireles de oro y plata, o borlones de lana o  figuras como bellotas, punzones, etc. (pantalón de machos). Estas aberturas pueden estar adornadas con botones de plata, oro o pasamanería. Con medias blancas, zapatos o botines, y polainas.

Camisa con cuello o con cuello en V,  y mangas, color blanco o blanco roto, siempre lisa. Los botones de nácar o de pasamanería.

Chaqueta, chaquetilla o chamarreta, confeccionadas en paño y adornadas con apliques de terciopelo o bordadas enteras a punto de cordoncillo. Adornadas también en la pegadura de las mangas, un recuerdo de cuando las mangas eran piezas separadas que se unían con cintas al cuerpo. La botonadura es de oro o plata en los puños y toda la prenda está ribeteada con grueso torzal, cordón de plata o pasamanería formando cenefas. Nunca se suele llevar cerrada para así poder lucir el chaleco y la faja, y realzar la figura.

El chaleco donde el cuello o solapas  pueden ser redondeados, en pico, triangulares, incluso con el cuello hacia arriba, francés;  con o sin bolsillos. Las botonaduras son ricas y variadas. Confeccionada en lujosos materiales como sedas adamascadas, con dibujos floreados, a cuadros, cachemir, en terciopelo, brocados, etc.

En el torso puede llevar un pañuelo al cuello que deje ver el de la camisa.

También el marsellés o chaquetón de coderas puede llevar adornos de borlas, alamares metálicos, pasamanerías, aplicaciones de terciopelo. Los bolsillos en sentido diagonal.

En la cintura una faja o pañuelo de color.

Sombrero calañés (alas amorcilladas), rondeño o catite (de alas anchas y en algunos casos de cono alto). Aparecían adornados con borlas en el cono y en las alas y/o trozos de terciopelo con pliegues. Puede llevar debajo un pañuelo de color, el cual se anuda bajo la nuca, dejando los picos sueltos, o una redecilla que recoja el cabello.

La capa española es una pieza suelta sin mangas de línea circular. De color oscuro o negro con vuelo ancho y un largo hasta la media pantorrilla. Se complementa con una esclavina y broches o botones de plata.

La manta tejida en telones generalmente de lana tejidas en las llamadas telas alpujarreñas o grazalemeñas con las rayas propias de estos lugares, y rematada con madroñeras, echada al hombro.

Gala de Ronda Romántica 2021.
Gala de Ronda Romántica 2021.

Y en el caso de la mujer, LA VESTIMENTA DE RONDEÑA puede entenderse como una fusión entre la maja goyesca y los nuevos elementos que aporta la indumentaria de usanza de la época romántica, con complementos como la mantilla, flores, alhajas, camafeos, etc… Por consiguiente este tipo de traje es muy variado y en él se pueden dar múltiples formas y hechuras, y las telas son también infinitas, tanto en el tejido en sí como en los estampados, lo que le otorga una cierta libertad a la hora de vestirse. Pero siempre hay que buscar algo acorde con la época y asesorarse bien para no cometer errores y mezclar estilos y elementos que nada tienen que ver con nuestra tradición.

También se utiliza para nuestra fiesta, como Recreación Histórica, la vestimenta militar de la época: Milicias Nacionales y Provinciales, Migueletes, Guardia Civil, Batallones del Ejército Español o Francés.

Y no debería usarse en ‘Ronda Romántica’, las vestimentas correspondientes a la Moda Neoclásica o de la Ilustración (s. XVIII) y la Moda del Estilo Imperio Francés (s. XIX),

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: