Reducen la condena a dos hermanos por matar a un hombre a tiros en los Asperones de Málaga

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha reducido la pena impuesta por la Audiencia de Málaga en julio de 2020 a dos hermanos por matar a tiros a un hombre durante una discusión en la barriada malagueña de Los Asperones, tras estimar parcialmente los recursos que presentaron.

Uno de los hermanos, F.C.M., que fue condenado a 18 años de prisión por el delito de asesinato, ha visto reducida su pena a 13 años de prisión por este delito, a los que se suman otros dos años de prisión por el delito de tenencia ilícita de armas, según la sentencia, a la que ha tenido acceso Efe.



El otro hermano, J.C.M., condenado inicialmente a 16 años de prisión por el delito de asesinato, tendrá que cumplir 12 años y seis meses por este delito, además de otros dos años de prisión por el delito de tenencia ilícita de armas.

A un tercer acusado, J.C.O., condenado por la Audiencia de Málaga como cómplice de asesinato a siete años y seis meses de prisión, se le ha reducido la pena hasta los seis años y los tres meses de prisión.

La sentencia consideraba probado que, el 2 de febrero de 2017, uno de los hermanos, F.C.M., mantuvo una discusión con la víctima, J.A.H.S., cuyo motivo no quedó acreditado, aunque en la fase policial se aseguró que era por el robo de un gallo de pelea.

Posteriormente, F.C.M., alias “Camarón”, y J.C.M., alias “Juanillo”, con “ánimo de arrebatarle la vida a J.A.H.S., armados cada uno de ellos con un arma corta de fuego para cuya posesión carecían de licencia, se dirigieron hacia el patio de Los Tientos de la barriada de Los Asperones”.

Al ver pasar a la víctima a bordo de su vehículo, F.C.M. le dijo que se bajase y “dirigiéndose a él, de forma sorpresiva e inesperada, y a sabiendas de que se hallaba desarmado, le disparó a corta distancia, repetida e indiscriminadamente”.

También le disparó su hermano, J.C.M., y la mayoría de los disparos le impactaron por la espalda, “anulando así cualquier posibilidad de defensa por parte de la víctima, que recibió un total de diez impactos de bala, que le provocaron múltiples heridas por arma de fuego penetrantes” que le causaron la muerte.

El tercer acusado, J.C.O., “conocedor de la decisión adoptada” por sus tíos, los otros dos condenados, “les esperó desarmado, junto a los coches, en el patio de Los Tientos de la barriada de Los Asperones, preparando la huida de éstos”, añade la sentencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: