Reclaman garantía animal en el rescate de coches de caballos de Marbella

El anuncio de rescatar las licencias de los coches de caballos de Marbella de manera voluntaria ha generado la incertidumbre de qué va a pasar con los equinos, por lo que animalistas piden asegurar en los contratos que serán entregados a las protectoras, mientras que la iniciativa no ha sido bien acogida en el sector.

Así, la presidenta de la ‘Asociación y albergue Cyd Santa María’, ubicada en Alhaurín el Grande,  Concordia Márquez, ha solicitado que dentro de la restitución de las licencias “se rescate también a los caballos que presenten algún tipo de lesión, mal estado físico o psicológico o vejez” y se contemple para ello una “cláusula adicional única”.



Según ha valorado, en la misma debería de constar que esos equinos sean “entregados al Ayuntamiento”, ya que ha aseverado que los consistorios están obligados por ley a tener “un sitio con código de explotación ganadera” y en su defecto, “asegurarse de que deban ir a protectoras”.

Márquez ha explicado que para prestar el servicio, los cocheros “tienen tres tipos de caballos” como “el que usan sano, que lo van a vender sin problemas cuando vendan la licencia”, un “segundo de repuesto que es más joven” y terceros o cuartos por si “lo necesitan en caso de apuro” o “para cubrir el cupo”, señalando que estos últimos van al “matadero”.

De la misma opinión es Regina Walther, una vecina de Marbella que lleva “denunciando desde 2003 el maltrato” que sufren estos animales “porque tienen paradas al sol”, quien ha abogado por incluir una cláusula para que los cocheros “vendan los caballos a un lugar decente o los entreguen a una protectora y no terminen en el matadero o en el campo”.

Por su parte, la presidenta del ‘Centro andalusí de rescate de caballos’, ubicado en Alhaurín el Grande, ha apostado por “ir dando solución a cada caso”, “ver qué plan tienen los cocheros” y “empezar a buscar gente que quiera adoptar” a aquellos équidos que vayan a ir “al matadero”. Ambos colectivos han manifestado las dificultades añadidas a su situación que está generando la pandemia de Covid-19, ya que en el caso de Cyd Santa María han asegurado que “muchos socios se están dando de baja”, mientras que desde el ‘Centro andalusí de rescate de caballos’ han apuntado que “no podemos realizar eventos” para recaudar fondos, por lo que han destacado la necesidad de recursos.

Por su parte, el representante de los cocheros de Marbella, que ha preferido permanecer en el anonimato, ha señalado que solo “4 ó 5 jubilados” van a acogerse a la medida municipal -que supone una indemnización de 30.500 euros por licencia-, ya que “es el puesto de trabajo de toda la vida”. “Lo que sí cambiamos la licencia por un puesto de trabajo en el Ayuntamiento, pero eso no quieren”, ha apuntillado.

Respecto al fin que tendrán los equinos de aquellos que se adhieran a la medida municipal, ha asegurado que “se venden de uno en otro” y ha negado que haya “caballos para el matadero”, añadiendo que “pueden hacer un control” para comprobarlo.

El Ayuntamiento solicitará un “compromiso”

El Ayuntamiento de Marbella solicitará “un compromiso” a los titulares de los caballos que se acojan al rescate de las licencias de estos carruajes que ha lanzado la Administración local, para que “respeten todas esas obligaciones que tienen hacia los animales en el marco jurídico que hay en España”, según ha destacado el portavoz municipal, Félix Romero.

Así, ha señalado que “el que no cumpla con su obligación, tendrá que vérselas con la Fiscalía y con los juzgados”, subrayando que “hoy en día nadie puede abandonar a un animal sin que eso lleve aparejado una serie de consecuencias”.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: