PP y Cs blindan la legislatura con un veto a los tránsfugas hasta 2022

Pp y Ciudadanos renuevan sus votos en Andalucía poco después de cumplir dos años en el Gobierno de la Junta. Lo explicó Elías Bendodo en la enésima muestra de estabilidad lanzada por San Telmo en los últimos siete días en una comparecencia posterior al Consejo de Gobierno en la que, en otro signo de sintonía, estuvo acompañado de Juan Marín, el líder andaluz de Ciudadanos. Este nuevo compromiso supone la confirmación de que las elecciones autonómicas serán cuando tocan, “a finales de 2022”, sin atisbo de adelantos técnicos o de cualquier otro tipo.

“No es momento de que los políticos le marquen la agenda a los ciudadanos”, dijo el portavoz de la Junta en un guiño al terremoto que viven territorios como Murcia y, sobre todo, la Comunidad de Madrid. En ese empeño del Gobierno andaluz de demostrar su buena salud, Bendodo volvió a lanzar un “mensaje de estabilidad” con la firma de ese nuevo acuerdo sobre la convocatoria electoral. “El compromiso del PP y Ciudadanos, ahora más que nunca, es fundamental”, zanjó Bendodo.



Con este mensaje, el dirigente popular busca alejarse de una práctica habitual en los gobiernos socialistas de décadas anteriores. El portavoz de la Junta acusó a los socialistas de “tirar por la ventana” todos sus acuerdos, con referencias a alianzas con el PA, IU o Cs. Pero el refuerzo del pacto andaluz entre populares y naranjas es también un mensaje a la dirección de Génova 13, que lleva días embarcada en un proceso de absorción de los cargos, militantes y simpatizantes de Ciudadanos descontentos con la dirección de Inés Arrimadas y su política de pactos a izquierda y derecha.

En la adenda de cinco puntos firmada por PP y Cs en Andalucía también se incluye el compromiso de que no se va a permitir “ningún trasvase entre cargos” de los partidos que forman el Ejecutivo de Juanma Moreno. Este punto es una respuesta al viaje de Fran Hervías, hasta hace unos días senador de Cs, al núcleo de Pablo Casado. “Si alguien tiene la intención de irse a algún lado, no se va a poder venir ni al PP ni a Ciudadanos”, zanjó el vicepresidente de la Junta. “En esta legislatura todo el mundo se queda como está; después, ya veremos”, añadió su compañero de atril, Elías Bendodo.

Marín, antes de participar el lunes en la tensa Ejecutiva de Ciudadanos, hizo una diferenciación dentro del PP y señaló directamente al secretario general de los populares, Teodoro García Egea, como responsable de la envolvente contra a su partido. Enfrente, en términos positivos, situó al PP con el que él gobierna en Andalucía y propuso trasladar la entente andaluza a otros territorios. En este contexto hay que tener en cuenta la pugna que, desde hace semanas, mantiene la dirección estatal del PP con la andaluza en la batalla orgánica de los congresos provinciales.

A este respecto, el propio Bendodo aseguró que la dirección nacional “comprende y respalda” este veto a los “trasvases” entre azules y naranjas para dotar de mayor estabilidad al Gobierno. El portavoz de la Junta y líder de los populares en Málaga recordó que el PP es un partido de “puertas abiertas” que, por la situación, ha decidido impedir la entrada de cargos de Cs en un momento complejo para la formación naranja. “Quien esta legislatura la empezó en Ciudadanos, la terminará en Ciudadanos”, insistió Juan Marín, que recordó que hace unos meses se firmó, a nivel nacional, un acuerdo antitransfuguismo, que fue el que permitió la expulsión de Teresa Rodríguez y sus afines del grupo Adelante Andalucía. Ni él ni Bendodo quisieron pronunciarse cuando fueron cuestionados por si el PP, con su maniobra en Murcia, había incumplido ese acuerdo.

El pacto de cinco puntos abordado en el Consejo de Gobierno celebrado ayer también incluye un compromiso por el “blindaje” de la sanidad, la educación y las políticas sociales y por una apuesta por el “impulso económico. En este apartado, el Gobierno andaluz incluye el segundo plan de apoyo a empresas afectadas por el Covid, que está en proceso de negociación con patronal y sindicatos. El acuerdo también alude a la “profundización de la regeneración democrática (…) tras décadas de mala gestión de los gobiernos socialistas”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: