Ortopedias dicen que han perdido casi la mitad de pacientes y negocio por el Covid

Son tiempos de pandemia. Pero hay pacientes que siguen necesitando prótesis de piernas, brazos o manos, corsés para columnas desviadas, férulas para caminar y un largo listado de artículos de ortopedia a fin de sobrellevar sus patologías con mejor calidad de vida. Son diabéticos con pies amputados, niños con parálisis cerebral que precisan de esos corsés para corregir su postura, mayores que requieren andadores o simplemente personas que necesitan una férula de apoyo por una lesión en el túnel carpiano.

Esos son los damnificados de la caída de las recetas de ortopedia durante los meses de pandemia tanto en la sanidad pública como en la privada. Según denuncia la Asociación de Empresas de Ortopedia Técnica de Andalucía (ASOAN), la facturación en los establecimientos ha bajado casi la mitad en este periodo. Según el SAS, el descenso en sus hospitales ha sido del 24%.



ASOAN denuncia que el efecto es doble. Por un lado, el económico para estas empresas cuya situación es “crítica”. Y por otro, el recorte de prestaciones para los enfermos que siguen necesitando de esos materiales. “El negocio se ha reducido prácticamente la mitad y los pacientes también”, dice su presidenta, Concepción Rico.

La disminución del número de pacientes en Rehabilitación para mantener las distancias de seguridad, la “suspensión de consultas en la primera y en la segunda ola” del Covid y hasta el miedo de los pacientes a acudir a los centros sanitarios son, según Rico, las causas de la caída de las recetas de ortopedia.

“Los pacientes están teniendo más dificultades para acceder a una consulta con el especialista”, denuncia la presidenta de ASOAN. Y eso reduce la prescripción de prótesis (sustitutos de miembros sea un pie, una pierna o una mama) y órtesis (dispositivos externos aplicados al cuerpo para modificar la posición) con respecto a antes de la pandemia.

“La facturación ha bajado en torno a un 50%, pero las personas que necesitan esas prestaciones continúan existiendo”, advierte Rico, en alusión a que la dificultad para llegar a las consultas con los facultativos bloquea los usuarios el acceso al material de ortopedia (De acuerdo a los datos facilitados por la Delegación de Salud, en estos meses de pandemia el SAS ha prescrito por sus hospitales en Málaga 39.422 productos ortoprotésicos, frente a los 51.730 del mismo periodo de 2019; lo que supone un 23,79 % menos).

El SAS cuantifica en 24% la reducción de la prescripción de ortopedia en sus hospitales

Según Rico, la situación económica de muchas de estas empresas es muy difícil. Explica que como son un servicio esencial, estos establecimientos estuvieron funcionando durante el confinamiento. “Abiertos, pero sin clientes”, aclara.

Destaca el gran trabajo realizado por los profesionales del sector para ayudar a liberar camas en los hospitales al agilizar la colocación de prótesis y órtesis para que los pacientes pudieran recibir el alta. “Somos un sector sanitario olvidado. La ortopedia se ve como fea. Y nos olvidan, hasta que nos necesitan”, argumenta.

Rico –que asegura que el SAS “paga puntualmente” a estos estas empresas sanitarias– cree que es hora que se mejore la comunicación entre el médico de cabecera, los especialistas y las ortopedias para agilizar la respuesta al paciente.

Para la presidenta de ASOAN, es necesario que se agilicen las revisiones y se haga un esfuerzo conjunto entre el SAS y el sector para implantar un sistema similar al de las farmacias a fin de acortar el tiempo de atención a los enfermos. “Si un paciente tarda mucho en llegar a la ortopedia, llega mucho peor”, afirma. Por eso, hace hincapié en que hay que aprovechar las nuevas tecnologías para acelerar la respuesta a los usuarios “porque estamos como en el siglo XIX”. “Una atención temprana ahorra gastos porque si se corrige a tiempo, es más fácil”, concluyó.

Acuerdo entre el sector y la Unión de Consumidores

La Asociación de Empresas de Ortopedia Técnica de Andalucía (ASOAN) ha firmado un acuerdo de colaboración con la Unión de Consumidores para “trabajar en los derechos de las prestaciones de ortopedia”. El objetivo del convenio es “la máxima protección” para los usuarios a fin de que accedan a las prestaciones que ofrecen estos establecimientos.

Ambas organizaciones pretenden así “blindar la atención sanitaria de los consumidores andaluces, así como garantizar el mejor y más completo de los servicios de productos de ortopedia”, según informaron recientemente tras la firma del acuerdo alcanzado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: