Objetivo: Salvar al tomate rosa de La Indiana, ‘el caviar de la Serranía’

El Banco de Alimentos de la Serranía de Ronda y un grupo de agricultores de la zona han puesto en marcha un proyecto para potenciar los cultivos tradicionales, que se ha centrado en esta ocasión en la recuperación del ‘tomate rosa de La Indiana’, un producto que desapareció hace décadas a pesar de su gran calidad y sabor.

Se trata de una peculiar fruta, o de una hortaliza, depende de cómo se la quiera denominar, única, debido a su exquisito sabor, dulce intenso, que no lleva ningún producto químico. Además, tiene una forma redondeada, achatada por el centro, y puede pesar entre 1,5 y 2 kilogramos, afirma Fali Galindo, uno de los responsables del Banco de Semillas, que lo define como «el caviar del campo».

 

Destacan por su calidad y sabor.
Destacan por su calidad y sabor.

«Es el tomate todoterreno de la Serranía, ya que crece con gran celeridad, aunque precisa de mucho riego y de muchos cuidados debido a lo fina que es su piel», comenta Jacobo García, uno de los productores que tiene sus 400 tomateras en el término municipal de Benalauría.

En esta interesante iniciativa también participan la Universidad Rural Paulo Freile, la Asociación Montaña y Desarrollo, y Silvema Serranía Ronda-Ecologistas en Acción, quienes también consideran que es de vital importancia volver al campo y recuperar sus tradiciones, también las que tienen que ver con los cultivos y la alimentación.

En la iniciativa colaboran diferentes asociaciones.
En la iniciativa colaboran diferentes asociaciones.

En la comarca de Ronda, actualmente, ya se ha conseguido que ‘el tomate de la Indiana’ se esté cultivando, además de en esta pedanía rondeña, en otros lugares como pueden ser Los Molinos del Tajo, la Estación de Cortes de la Frontera, Benalauría y Cuevas del Becerro.

La venta de estos ricos tomates se realiza de forma directa por parte de los productores y ahora se quiere presentar a los restauradores de la Serranía para que los incluyan en la elaboración de sus platos y así poder ampliar su cultivo a corto y medio plazo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: