Nueva concentración en un centro de salud de Málaga por una agresión a sanitarios

La puerta del centro de salud de Cruz de Humilladero de Málaga ha sido escenario de una nueva concentración de profesionales sanitarios por una agresión por parte de pacientes o familiares de estos.

Si este jueves se concentraron ante la puerta del Hospital Regional de Málaga, este viernes ha sido en el centro de salud después de que el pasado día 7 un paciente y su pareja, que solicitaron una muleta, se enfrentaron a los profesionales, en concreto una enfermera y un celador del Dispositivo de Apoyo de Urgencias (SUAP), porque no le dispensaron este material.



Según han indicado desde el Sindicato Médico de Málaga, un paciente solicitó una muleta a los profesionales que se encontraban atendiendo a otros usuarios en el servicio de Urgencias. Ante la negativa, porque estos centros no disponen de ello, el individuo comenzó a insultar a la facultativa y a la enfermera a voces.

Posteriormente, la pareja del paciente también se dirigió a los sanitarios con actitud intimidatoria e insultos, momento en el que tuvo que intervenir el celador para que no agrediera a los compañeros. Tras esto, se llamó a la Policía Local, que levantó un atestado sobre lo sucedido, antes de iniciar todos los trámites oportunos para formalizar la correspondiente denuncia.

El suceso, aunque actualmente este tipo de centros con puntos de Urgencias en Málaga (El Palo, Cruz de Humilladero y Puerta Blanca) cuentan con personal de seguridad, se produjo en el tramo horario en el que se ausenta el vigilante. Este centro de salud es el que más casos de agresiones padece dentro del Distrito Sanitario Málaga, siendo las mujeres las que más sufren este tipo de acciones violentas.

El SMM apoya a los profesionales agredidos e insiste en que la Administración “debe tomar medidas más contundentes ante estos hechos que no solo siguen incrementándose, también está aumentando el grado de violencia, y los seguirá denunciando públicamente y en los juzgados”.

Asimismo, este sindicato pide a la sociedad que respete las normas sanitarias, las cuáles se ha demostrado que cuando se cumplen hay menos riesgo de contagio y muerte, del mismo modo que insta a la Justicia a que actúe con mayor firmeza con estos desaprensivos.

En la misma línea, el secretario general del Sindicato de Sanidad y Servicios Sociosanitarios de CCOO Málaga, Rafael González, ha pedido a la ciudadanía “que cesen estas conductas indeseables y que solo contribuyen a dificultar aún más la prestación sanitaria”.

Al mismo tiempo, González ha reclamado a la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía que dote a los centros de los recursos necesarios para evitar demoras y deficiencias que suelen ser el detonante de este tipo de conductas, por otra parte injustificables y deplorables”.

El sindicalista ha expresado el apoyo y la solidaridad de este sindicato a las personas que han sido agredidas y al colectivo sanitario en general, y ha asegurado que “no cesará la demanda a la Administración de los medios precisos ni las denuncias contra los agresores, tanto ante la opinión pública como ante los jueces”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: