“No es momento de relajar medidas” | Disturbios coronavirus

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha calificado de «inaceptable» la conducta de quienes provocaron destrozos y disturbios este sábado en varias ciudades en protesta por las restricciones, y ha mandado su apoyo a quienes combaten el coronavirus con responsabilidad. «La conducta de grupos minoritarios es inaceptable. Mi apoyo a alcaldes, comunidades autónomas, Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, profesionales sanitarios y ciudadanía por hacer frente, desde sus responsabilidades, al Covid-19», ha señalado el ministro a través de Twitter.

El máximo responsable de Sanidad ha recordado que España vive «meses de esfuerzo» y, por tanto, «no es momento de relajar medidas». «Solo unidos venceremos al virus», ha advertido.

No son acciones coordinadas

Pablo Iglesias señala a la «ultraderecha» como instigadora de los disturbios violentos que se han reproducido este fin de semana en Madrid, Barcelona, Bilbao, Logroño o Burgos. Echenique directamente acusa a Vox de estar detrás de estas algaradas. Sin embargo, la Policía ha descartado cualquier implicación de una organización nacional de los incidentes violentos, que atribuyen a grupos profesionales de alborotadores.

Fuentes policiales han indicado que, por el momento, son minoritarias, y que al amparo de esas movilizaciones convocadas por las redes en contra del toque de queda por la pandemia se cuelan grupos radicales de extrema derecha y de extrema izquierda, además de ultras del fútbol, como los Bukaneros (hinchas ultras del Rayo Vallecano) o los seguidores más violentos del Racing de Santander, por poner dos ejemplos.

Independientemente del resultado de las investigaciones que se llevan a cabo sobre los disturbios ocurridos en estas ciudades, la Policía no tiene constancia de que haya una ‘mano negra’ que las convoque a nivel nacional para aglutinar a los más violentos.

España vivió ayer una nueva jornada de protestas contra las restricciones impuestas para frenar al coronavirus, que por segunda noche se tornaron en disturbios y enfrentamientos violentos contra las fuerzas de seguridad en Madrid, Logroño, Málaga, las tres capitales vascas y Santander.

Los altercados, que se han extendido a otros puntos del país respecto a los ocurridos el viernes, se han saldado por el momento con 47 detenidos en todo el país -33 en Madrid, 6 en Logroño, 4 en Bilbao y otros 4 en Santander- y once agentes heridos.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: