Nacen en España dos crías de camellos en peligro de extinción

El zoológico y centro de rescate Oasis Wildlife Fuerteventura ha acogido esta semana el nacimiento de dos crías de camello bactriano, una especie en peligro crítico de extinción por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) y de la que solo existen unos mil ejemplares en todo el mundo en vida salvaje.

El güelfo, nacido en un parto natural, es un macho que pesó 47 kilos, al que se le ha puesto el nombre de Francisco, en honor a un colaborador del centro. El segundo nacimiento, este mismo miércoles 31 de marzo, es una hembra, han confirmado a Efe fuentes del Oasis Wildlife.



Con estos nacimientos ya son cinco los camellos bactrianos con los que cuenta Oasis Wildlife, todos de la misma familia, compuesta, además, por un macho adulto, Chewaka, el padre, y dos hembras de nueve años, Bactria y Ana, que es la madre.

Desde el zoológico han indicado que los visitantes podrán conocer a las crías en unos días. La llegada de estas crías vuelve a marcar un hito en los programas de reproducción de Oasis Wildlife y su granja camellar Dromemilk: “Ya somos el centro por excelencia en Europa de cría de dromedario“, ha señalado la gerente de conservación del centro de rescate, Soraya Cabrera.

“Ahora, aspiramos a poder ayudar a esta especie con nuestro aprendizaje y voluntad de superación. Trabajamos para ayudar a cambiar su categoría y ver, en un futuro, cómo esta especie sale de la situación de peligro a la que se enfrenta”, ha añadido.

Oasis Wildlife lleva más de 35 años con la protección y conservación de las poblaciones camellares en Fuerteventura.

Actualmente, su granja Dromemilk cuenta con más 400 ejemplares de camellos de distintas razas, principalmente autóctona canaria, a la que se suman camellos africanos y asiáticos, como la familia de bactrianos.

El zoológico y centro de recuperación de especies participa en programas europeos como “Camelmilk”, para el cuidado y la producción de leche de camello en la cuenca mediterránea. El centro de naturaleza trabaja con administraciones públicas e instituciones privadas en diversos planes de protección y bienestar de este animal.

Las camellas bactrianas paren una única cría tras una gestación de cerca de trece meses. Se trata de animales grandes, un macho puede llegar a medir dos metros, con dos llamativas jorobas y un pelaje nudo y grueso. La especie es originaria de los desiertos de Estados Unidos, desde donde emigraron a Asia hace cuatro millones de años, adaptándose perfectamente a regiones áridas.

Este zoológico y centro de rescate y recuperación de especies pondrá en marcha este año nuevas acciones para concienciar a la sociedad sobre los peligros a los que se enfrentan algunas especies, entre ellas el camello canario y el camello bactriano, y las iniciativas que se desarrollan en el mundo para su conservación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: