Moncloa dice que el Falcon es imprescindible para el líder del PSOE

Moncloa considera que el uso del Falcon por parte del jefe del Gobierno, Pedro Sánchez, es imprescindible porque el presidente socialista «ejerce 24 horas al día y 7 días a la semana». Así ha contestado la Secretaría de Estado de Relaciones con las Cortes, dependiente de Presidencia, a una pregunta parlamentaria escrita de Vox en el Congreso de los Diputados, según el texto al que ha tenido acceso OKDIARIO.

La formación de Santiago Abascal realizó al Ejecutivo socialcomunista la siguiente pregunta: «¿Considera el Gobierno que es imprescindible el uso de un avión oficial para todos los actos y reuniones, ya sea con fines oficiales o particulares, que tenga en su agenda el presidente del Gobierno?»

La respuesta de Moncloa ha sido que «el presidente del Gobierno utiliza el avión oficial en su condición de tal, que ejerce 24 horas al día y 7 días a la semana. En todo caso, solo ha utilizado las aeronaves oficiales del Grupo 45 con objeto de acudir a actos oficiales o desplazarse entre residencias oficiales», en referencia a las instalaciones de descanso de La Mareta (Lanzarote), Palacio de Las Marismillas (Huelva) o Quintos de Mora (Toledo).

Una contestación que no se ajusta a la realidad y que tiene trampa, ya que por ejemplo, Pedro Sánchez y su mujer, Begoña Gómez, utilizaron el Falcon para viajar a un concierto en Castellón. A fin de justificar este desplazamiento ocioso y el uso del avión presidencial, Moncloa organizó al jefe del Ejecutivo una recepción con la alcaldesa de la ciudad, Amparo Marco, y un «encuentro informal» con el presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig. Las reuniones con ambos dirigentes socialistas apenas duraron 55 minutos. Tras ello, Sánchez y su comitiva pusieron rumbo al festival de Benicàssim para disfrutar de un concierto de ‘The Killers’ en el FIB, verdadero y único motivo de esta viaje en Falcon desde Madrid.

De hecho, en la exposición de motivos de su pregunta parlamentaria, Vox hace alusión a este polémico episodio. La tercera fuerza del hemiciclo subraya que «los viajes que el señor Sánchez Pérez-Castejón ha realizado abordo de esta aeronave no siempre se han hecho con fines oficiales, que es el uso que debe realizarse de este medio de transporte».

Así, añade Vox, «por ejemplo, el 20 de julio de 2018, ni siquiera un mes después de su acceso al cargo, el presidente del Gobierno y su mujer, doña Begoña Gómez Fernández, usaron el Falcon 900B para asistir a un concierto en el Festival Internacional de Benicàssim»,

A mítines del PSOE

Además, el partido de Abascal recoge que desde que Pedro Sánchez llegara al poder en junio de 2018 y hasta «mayo de 2019», el número de vuelos efectuados por el jefe del Ejecutivo ascendió a la cantidad de 59, esto es, 4,92 vuelos al mes. En este contexto, Vox destaca que, según «diversas fuentes periodísticas, al menos nueve de esos vuelos realizados en 2019 tenían un fin particular o de partido». Y es que, como denuncia Vox, Presidencia también usó aviones del Estado «para acudir a mítines del PSOE a lo largo del territorio nacional». La maniobra aquí fue la misma: organizar a Sánchez algún acto de Gobierno en las cercanías para que pudiera asistir al mitin del partido.

El vuelo del 31 de julio

Así mismo, Vox señala que el pasado 31 de julio un avión Falcon 900B despegó desde Madrid con destino a Lanzarote, «destino habitual de vacaciones del señor Sánchez Pérez-Castejón y su familia desde que este es presidente», sin que se facilitaran detalles sobre el motivo del vuelo ni los pasajeros que volaron a bordo. Según la formación de Abascal, «todo encaja cuando se conoció que el 4 de agosto de 2020 don Pedro Sánchez Pérez-Castejón se trasladó en uno de estos aviones a Lanzarote para reunirse con su familia, que se encontraba allí desde el 31 de julio».

En otra respuesta parlamentaria, el Gobierno se ha pronunciado sobre ello y ha contestado a Vox que el citado vuelo de ida y vuelta del 31 de julio, entre Madrid y Lanzarote, «se trató de una misión de mantenimiento realizada por la tripulación para efectuar pruebas en vuelo de la aeronave». De este modo, y a tenor de esta contestación de Moncloa, sigue sin conocerse cuándo viajó la familia de Pedro Sánchez a la residencia oficial de La Mareta para dichas vacaciones.

El Gobierno de Pedro Sánchez ha optado por la opacidad en este asunto. El presidente socialista, que se ha negado a facilitar información sobre sus polémicos viajes a bordo del Falcon -incluso en ocasiones en que se le ha requerido por el Consejo de Transparencia- se escuda en la ley de «secretos oficiales» para no revelar tampoco quién se desplaza con él en la aeronave.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: