Más de 2.300 controles en Sevilla para garantizar las restricciones en Semana Santa

Las Fuerzas de Seguridad harán más de 2.300 controles en Sevilla durante la Semana Santa para garantizar que se cumplen los cierres perimetrales, las restricciones de movilidad y el toque de queda impuestos por las autoridades para frenar la expansión del covid-19. Igualmente, policías y guardias civiles vigilarán que se usa la mascarilla, se cumplen las medidas de seguridad y distancia social, los horarios, las reuniones de personas en el marco de las normas establecidas y los aforos.

Así lo ha informado este viernes la Subdelegación del Gobierno en Sevilla. El subdelegado, Carlos Toscano, pidió que se “extreme la prudencia” para evitar nuevos contagios, ante la “ligera subida” de las cifras de infecciones experimentada en Sevilla esta semana. 



Los dispositivos policiales serán aleatorios y podrán establecerse durante las 24 horas del día. En este plan trabajan la Guardia Civil, la Policía Nacional y las policías locales. Los puntos más vigilados serán las zonas estratégicas de interés turístico, como las sierras Norte y Sur, los pinares de Aznalcázar, la ruta del agua en Guillena y la vía verde del Guadiamar, así como las zonas en las que se concentran las viviendas vacacionales o segundas residencias y los enclaves naturales más concurridos. 

Los sevillanos no podrán salir de la provincia, por lo que se prevé que haya desplazamientos a estos puntos. Por ello, la Guardia Civil reforzará la vigilancia para evitar que se produzcan aglomeraciones que puedan suponer un riesgo sanitario. Además, son varios los municipios de la sierra que deben mantener en Semana Santa los cierres perimetrales, al haber superado las tasas de contagios fijadas por el comité territorial de alerta de salud pública de alto impacto. 

Diez pueblos de la provincia estarán cerrados perimetralmente tras haber superado la tasa de 500 casos por 100.000 habitantes. Se encuentra en el nivel de riesgo 4, grado 1. Son Pilas, Fuentes de Andalucía, Brenes, Cazalla de la Sierra, Constantina, El Garrobo, Villanueva del Río y Minas, Los Molares, Montellano y Paradas.

Otros dos municipios de la provincia tendrán cierre perimetral por superar la tasa de 1.000 casos por 100.000 habitantes. Están en el nivel de riesgo 4, grado 2. Son Almadén de la Plata y El Pedroso. En ambos pueblos estará cerrada toda la actividad que no sea considerada esencial. 

Además de los puntos de interés turístico y de estos doce cierres perimetrales municipales, las Fuerzas de Seguridad han habilitado un dispositivo específico para garantizar el cierre provincial. Todas las provincias andaluzas mantendrán esta medida durante la Semana Santa, por lo que los sevillanos no podrán ir a la playa estos días. “Debemos ser responsables y asumir este esfuerzo para evitar la propagación del virus, pues sólo la suma de la responsabilidad individual puede contribuir a la seguridad colectiva y a doblegar la curva”, expuso el subdelegado del Gobierno. 

Para evitar la picaresca, la Guardia Civil establecerá controles aleatorios en horario nocturno y controlará, entre otras rutas, los accesos a las playas. La Agrupación de Tráfico del instituto armado cuenta con un mapa de previsiones de las carreteras y rutas en las que se vaticina un mayor tránsito. Según el subdelegado, “no se va a escatimar en medios”. 

Los paneles de información variable instalados en las carreteras recordarán a los usuarios la necesidad de extremar las precauciones en la actual situación de estado de alarma, mientras que el helicóptero Pegasus ofrecerá información en tiempo real de la intensidad de la circulación.

De igual modo, dispositivos policiales conjuntos reforzarán la vigilancia en los accesos a las principales ciudades. En el caso concreto de Sevilla, la Policía Local y la Policía Nacional disponen de un plan coordinado de actuación que atenderá tantos los accesos como los puntos donde se prevé una mayor concentración de personas y el cumplimiento del cierre de la actividad no esencial a las 22:30 horas. Desde octubre de 2020, ambos cuerpos policiales han realizado 1.925 controles conjuntos.

Los dispositivos también contemplan la intensificación de la actividad de vigilancia los días en los que se prevé una mayor movilidad, que son este Viernes de Dolores y el Miércoles Santo. También se va a intensificar la vigilancia en los nodos de transporte, como el aeropuerto y las estaciones de tren.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: