Marta Benítez, responsable de Comunicación de la multinacional Volvo: «Poder trabajar en China me parece una experiencia increíble»

La joven rondeña Marta Benítez, licenciada en Derecho y con un máster en Comunicación y otro en Estudios de la Unión Europea, no se lo pensó dos veces y nada más finalizar sus estudios decidió hacer la maleta e irse en busca de aventuras profesionales, a buscarse un futuro y, la verdad, es que no le ha ido nada mal; todo lo contrario.

Llegó a Bruselas (Bélgica) para trabajar en prácticas en el Parlamento Europeo en el departamento de Comunicación. Allí estuvo durante cinco meses, cosa que le fue de ayuda para adquirir experiencia y además perfeccionar más los idiomas.

 

Junto a un vehículo Volvo.
Junto a un vehículo Volvo.

Posteriormente, finalizada esa fase, tuvo la fortuna de entrar a trabajar en la multinacional automovilística Volvo, concretamente en Volvo Construction Equipment (Volvo CE), donde tras un duro trabajo se ha convertido en una destacada empleada de la empresa. Concretamente es la responsable del departamento de Comunicación Corporativa y Marca el los mercados asiáticos, por lo que tiene entre otras la responsabilidad de diseñar campañas publicitarias, relaciones con la prensa, comunicación interna, etc.

«Es un trabajo apasionante, que se hace en equipo y siempre aprendiendo algo», señala Marta, que ahora se enfrenta a otro reto de gran calado dentro de su carrera profesional.

Después de 5 años en la sede de Bruselas, la multinacional ha decidido trasladarla a la sede de Volvo CE en Shanghái (China), donde tendrá que seguir trabajando en lo suyo, pero al mismo tiempo aprendiendo todo de un mundo y una cultura de los que no conoce mucho. «La verdad es que me parece una experiencia increíble», teniendo en cuenta que ella no habla chino, lo que supondrá un esfuerzo añadido.

Además, en la delegación oriental trabajan más de 300 personas, por lo que la interacción entre los profesionales será intensa; «habrá que aprender rápido» afirma con humor.

Presentación.
Presentación.

Aunque ya tiene su nuevo destino en la mano, sigue trabajando desde Bruselas, ya que por el momento no se puede viajar a China. Está a la espera de que todos los papeleos y los permisos se solucionen para poder viajar cuanto antes (la pandemia sigue condicionando nuestras vidas). No obstante, cuando lo haga, tendrá que dejar por el momento en Bélgica a su pareja: «tendrá que venir a verme de vez en cuando».

Cuando se le pregunta sobre si podrá volver de vacaciones a Ronda para ver a la familia dice que, «por el momento es complicado, ya que cuando esté allí, el ritmo de trabajo será bastante intenso». No obstante antes de irse tiene ganas de poder ver cuando antes a sus padres y hermano.

Suerte en esta nueva andadura a esta rondeña.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: