“Los médicos decían que lo que tenía mi hija eran muchos mimos”

Tengo que seguir adelante porque tengo más hijos, por ellos. Cada día recuerdo a mi hija. Es una pena muy grande. No se puede olvidar”, explica Francisca, madre de una niña de once años que falleció tras una cadena de errores médicos que impidieron un diagnóstico certero y un tratamiento a tiempo. “En septiembre se cumplirán siete años y cada día la recuerdo”, explica Francisca.

Natural de Cabra (Córdoba), Francisca recuerda que acudió con su hija de manera reiterada, cada dos días, al hospital tras visitar primero el centro de salud, para buscar una solución a los fuertes dolores de cabeza que sufría la niña.



“Acudí hasta seis veces al hospital“, recuerda esta madre. Entre palabras que se entrecortan al otro lado del teléfono, Francisca aún se pregunta “¿Cómo es posible que ninguno de los médicos que atendieron a mi hija se diera cuenta de que tenía una sinusitis mal curada? ¿Cómo es posible?”. Sin  obtener respuesta, Francisca recuerda que estando su pequeña ingresada en el Hospital Infanta Margarita de Cabra, su hija le decía “Mamá me duele mucho”. Sin obtener un diagnóstico certero.

El dolor de cabeza intenso persistía día tras día sin remedio. “Al preguntar a los médicos, me decían siempre lo mismo: No es nada, solo son migrañas. Pero yo veía que mi hija no estaba bien. Y pedí que la llevaran al Hospital Reina Sofía. Ingresada en el Hospital de Cabra, un médico me llegó a decir: Lo que tiene su hija es depresión y muchos mimos“, lamenta esta madre andaluza. Durante la asistencia que recibió la niña fue derivada al psicólogo.

“Le diagnosticaron meningitis bacteriana, pero sólo estuvo una semana ingresada. Le dieron el alta pero los fuertes dolores seguían”, lamenta Francisca.

Seis años y medio después, el Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 2 de Córdoba ha dado la razón a esta madre y ha condenado al Servicio Andaluz de Salud (SAS) a indemnizar a su familia por negligencia médica con desenlace fatal. La sentencia, que no es firme, fija en 182.054 euros la indemnización por la muerte de la pequeña.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: