Los casos repuntan en Andalucía a una semana de la revisión de las restricciones

El Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía (IECA) no actualiza los fines de semana los datos de incidencia del Covid-19, pero la Consejería de Salud y Familias sí ofrece cada día su parte de contagios, hospitalizados, curados y muertos. El segundo de este 2021 ofreció la mayor cifra de contagios desde el 22 de noviembre, con 2.220 nuevos casos notificados en las últimas horas. 

Cuando hoy el IECA actualice sus datos de incidencia, es muy probable que el número de casos acumulados en los últimos 14 días supere la cota de los 150 infectados por 100.000 habitantes. Es cierto que en estas fechas hay descontrol por los días festivos que se suceden, pero el dato indicará que se ha alcanzado el fin de la estabilidad en la que navega la comunidad –en términos pandémicos– desde hace casi un mes.



Fue justo entonces cuando se optó por “abrir el grifo” –palabras del propio Juanma Moreno– para estimular la actividad económica en unas fiestas muy asociadas al consumo como las Navidades. El aumento de la movilidad suele ir asociado a un crecimiento en la expansión del virus, a lo que hay que sumar la probable llegada de la cepa británica a la comunidad y las reuniones familiares y de amigos asociadas a las festividades como la Nochebuena o la Nochevieja.

Los expertos del Reino Unido que secuenciaron el linaje B117 indican que esta variante es más contagiosa, aunque no más virulenta. En la Junta consideran que el aumento de las infecciones de Covid-19 en el Campo de Gibraltar están “vinculadas” a esta modalidad del virus, que ha provocado ya que en Londres se cancelen cirugías en pacientes con cáncer por el colapso de algunos hospitales. El comité de expertos provincial de Cádiz decidió confinar los ocho municipios del área de influencia del Peñón para evitar un aluvión similar en los centros sanitarios de la zona.

Cádiz es la segunda provincia con mayor número de nuevos casos en el mencionado parte de la Consejería de Salud y Familias, con 456. Sólo Málaga, con 503, la supera. Son los dos territorios más cercanos al Peñón y, en el caso de la provincia costasoleña, donde se radica la mayor colonia británica en la comunidad. El Gobierno andaluz venía reclamando al Ejecutivo central un mayor control en los aeropuertos y con los ciudadanos que cruzaban la Verja en un momento marcado por el acuerdo entre Madrid y Londres que augura un futuro más permeable todavía para la frontera entre Gibraltar y La Línea.

En el resto de provincias también se han registrado aumentos de casos significativos. Tras Málaga y Cádiz está Sevilla, con 342 casos; seguida de Jaén, con 222; Córdoba, con 212;y Almería, con 209. Por debajo de las 200 infecciones están Granada (151) y Huelva(125). El número de decesos repuntó ayer, con 14 muertes en 24 horas, cinco de ellas en Málaga, cuatro en Cádiz, tres en Granada y dos en Córdoba, así como la presión hospitalaria, que volvió a subir de 900 ingresados tras bajar de esa cifra en la jornada anterior por primera vez en meses. Los hospitales de la comunidad atendían ayer a 940, 47 más que el sábado, mientras que los ingresados en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) subieron hasta los 214, ocho más, según los datos publicados por la Junta.

Ningún portavoz del Gobierno andaluz salió ayer a valorar el dato, pero si se confirma en los próximos días es más que probable que el Ejecutivo autonómico endurezca las restricciones vigentes desde el 18 de diciembre y que, en principio, están activas hasta el 10 de enero.

Hoy se reunirán los técnicos de salud pública y epidemiología de la Consejería de Salud para valorar la situación, aunque desde el Ejecutivo aseguran constantemente que la monitorización de los datos es continua. Este equipo de expertos puede sugerir que se endurezcan las limitaciones, pero no es el comité que se convoca cada vez que la Junta va a modificar las normas y que suele estar presidido por Juanma Moreno.

La previsión es que ese organismo analice la evolución de la pandemia a lo largo de la semana que hoy empieza. En una entrevista con Europa Press, publicada el día 1 de enero, el vicepresidente Juan Marín confió en que no fuera necesario endurecer las restricciones ante la estabilización de los datos. El también consejero de Turismo asoció cualquier decisión a la evolución de los contagios y la presión hospitalaria. La duda es saber dónde está el límite necesario para que el Gobierno andaluz vuelva a “cerrar el grifo”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: