Liberadas 300 aves protegidas que iban a ser vendidas por internet desde Málaga

Agentes del Seprona de la Comandancia de la Guardia Civil de Málaga, en el marco de la operación Durum, destinada a evitar la captura y venta ilegal de especies protegidas a través de internet, han iniciado la investigación contra 18 personas por delitos contra la protección de la fauna. Las indagaciones comenzaron después de tener conocimiento de la existencia de numerosas ofertas a través de portales de compraventa en internet de aves fringílidas de especies protegidas, sin que pudiesen acreditar su procedencia legal.

Igualmente, fueron localizados varios lugares en los que se habían instalado redes abatibles de comederos para atraer aves, en los que fueron sorprendidos in fraganti diez furtivos con capturas vivas y uno de ellos, además, con 49 ejemplares muertos. Fruto de estas actuaciones pudieron ser aprehendidas y liberadas en el medio natural un total de 303 aves, entre las que se encuentran especies como jilgueros, gorriones, verdecillos, verderones, chamarices, pardillos, pinzones y lúganos, todas ellas especies no cinegéticas y que, por tanto, no pueden ser cazadas.



Además fueron intervenidas 14 redes abatibles, tres reclamos electrónicos, tres redes japonesas o invisibles y otros enseres utilizados para la comisión de los delitos, según precisaron ayer desde la Guardia Civil de Málaga.

La caza furtiva de estas aves supone un grave perjuicio para el medio ambiente, pues son parte fundamental del ecosistema andaluz, estando estas prácticas expresamente prohibidas. En noviembre, la Guardia Civil detuvo a tres personas a las que se les acusa de los delitos contra la protección de la fauna tras haber sido sorprendidas cazando furtivamente en la barriada malagueña de Churriana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: