La torre-hotel del puerto de Málaga rebaja su altura

El futuro hotel del puerto de Málaga reduce su altura. La última propuesta a la que ha dado forma el estudio del arquitecto José Seguí rebaja a 116,62 metros la torre proyectada en los suelos del dique de Levante, lejos de los 135 de la anterior versión. Los ajustes ahora plasmados tienen su origen en el proceso de información pública al que ha sido sometida esta iniciativa, promovida por el fondo soberano de Qatar.

Entre las exigencias a las que ha quedado obligado el estudio responsable de la iniciativa destaca un retranqueo de 45 metros respecto al límite exterior del dique de levante, donde se ubica el estacionamiento de autobuses para la Terminal de cruceros. Ante este y otros condicionantes, es objeto de “revisión la relación volumétrica del nuevo basamento que al reducirse por el citado retranqueo, obliga a encontrar la adecuada proporción de la Torre, reconsiderando su altura en relación a dicho basamento con una propuesta de 27 Plantas (116,62m), que pueda mejorar también su integración con respecto a los grandes elementos portuarios”.



Otra de las alteraciones respecto al esquema inicial es que el futuro establecimiento de 5 estrellas gran lujo pasará a disponer de 378 habitaciones (312 estándar y 66 suites). Esto supone un cambio importante, dado que el modelo previo era 352 las habitaciones (280 estándar, 20 superiores con salón, 24 suites estándar, 16 suites superiores y 12 suites reales).

El estudio señala que en el proyecto actual, que será presentado mañana en sociedad, se incorporan terrazas accesibles desde todas las dependencias y sin modificar las condiciones de superficies construidas establecidas en la propuesta inicial, que es de 43.515,73 metros cuadrados.

Por otro lado, se subraya la apuesta por potenciar las ofertas culturales y turísticas que puede requerir la ciudad con la propuesta del Centro de Convenciones, que con una capacidad de 1.100 plazas. Asimismo, se precisa que se aumentan zonas ajardinadas, “dotando al entorno de un mayor atractivo de alta calidad urbana y una sustancial mejora medioambiental de toda la Plataforma de Levante incorporando una amplia parada de autobuses para el servicio de cruceros.

A estos detalles hay que sumar la creación de un mirador en la última planta del edificio, “que pueda convertirse en la referencia de esas nuevas y excepcionales miradas hacia la ciudad y su entorno geográfico, que con sus ofertas de restauración y espacios de contemplación paisajísticas en sus terrazas-miradores pueda aportar a la ciudad una nueva y atractiva visión de la ciudad, y que a modo de linterna se integra arquitectónicamente en el diseño de la torre”.

La documentación apunta, igualmente, que con los ajustes realizados se ha tratado de potenciar su identificación “icónica” del edificio con el fin de que pueda convertirse en una importante referencia “que la identifique con la contemporaneidad que podría ofrecer su presencia en el paisaje urbano y territorial de la futura ciudad de Málaga”.

En este sentido, se incide en que se desarrolla un “perfil de fachada” con los elementos de terrazas que permiten enriquecer el diseño del inmueble “produciendo los gestos asimétricos de la planta elíptica que se traducen en las ondulaciones de sus fachadas”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: