La regulación de casinos online y físicos en Málaga

Durante la pandemia que se ha venido sobre todo el mundo, muchas han sido las crisis, en el sector económico, social, educativo. Pero sin duda la más dura ha sido en la economía de los países con mayor número de contagiados por la enfermedad.

En España la cantidad de afectados durante el 2020 provocó la paralización casi total del país. Restringiendo las salidas de la población hacia sus lugares de trabajo, declarándose como “toque de queda”, donde nadie sale ni otros entran a los hogares.

Esto sin duda afectó no solo al sector empresarial, con oficinas y edificios vacíos, sino empresas de recreación, como los centros comerciales, parques, bares, discotecas, y por supuesto los casinos. Sin embargo, en este último caso los usuarios han tenido la alternativa de acudir a los casinos en línea que se encuentran disponibles en la web.

Tanto los casinos online como los físicos coinciden en la restricción de no permitir el acceso a menores de edad. Este tipo de actividades de recreación y apuestas solo es apto para personas que hayan cumplido la mayoría de edad. Es muy importante tener en cuenta al momento de elegir, que los mejores casinos online fiables en España solo permiten el acceso a los usuarios +18, como puede consultarse en www.casinosonlinefiables.net.

Partiendo de este principio se deriva la prohibición en Málaga de permitir la apertura de casinos cerca de planteles educativos, pues la intención es mantener a los más jóvenes al margen de estas actividades hasta que tengan una edad adecuada para ello superior a los 18 años.

¿Cómo afectan las regulaciones a los casinos en Málaga?

Se sabe que, en casinos, se maneja una gran cantidad de afluentes que en poco tiempo entran y salen de las instalaciones. Es por esto por lo que durante un tiempo estos locales se mantuvieron completamente cerrados con motivo de la pandemia.

Sin embargo, a finales de octubre fueron abriendo sus instalaciones. Aunque no todo fue color de rosas:  en la ciudad de Málaga se presentó una solicitud ante la Junta de Andalucía para reducir el horario de los casinos, salas de apuestas y salones de bingo.

Aunque todo pareciera indicar que el propósito era seguir salvaguardando a las personas de esta tan contagiosa enfermedad, estas prohibiciones no se debían solo a esto. Ciertamente el objetivo era también cuidar a la población de una adicción por los juegos o ludopatía.

Sobre todo considerando que Málaga es una de las provincias de España con mayor cantidad salones de juegos en su territorio.

Prevención

En el año 2019, hubo una alerta con respecto a la cantidad de personas que habituaban estos sitios, unos poco más de 100.000 españoles se estaban volviendo adictos. Y no solo afectaba a personas de avanzada edad, sino estaba tomando lugar en los más jóvenes también.

Por este motivo, dentro de las regulaciones solicitadas están la prohibición de este tipo de locales a menos de 500 metros de zonas educativas, como centros educativos, planteles, formación profesional, hospitales y centros de rehabilitación.

Además de la clausura de los casinos que incumplan la normativa por un periodo de al menos un año, se estima que de esta manera se previenen que los más jóvenes tengan acceso a estas actividades y se mantengan concentrados en lo fundamental que son sus estudios, ya que todo lo relacionado con juegos de azar y apuestas solo les está permitido a los mayores de edad.

Consecuencias sociales y económicas de la restricción

Si bien es cierto que las razones para estas medidas parecen ser las apropiadas, ya que es parte de las acciones de gobierno o estado el velar por la protección de los menores de edad, o personas más vulnerables a esta posible adicción.

Pero a nivel económico realmente es un impacto bastante grande. Y más aún cuando a comienzo de pandemia surge la necesidad de cerrar los casinos durante poco más de 6 meses.

Con estas medidas los dueños de casinos en Málaga han perdido además de instalaciones, personal de trabajo y activos para la inversión. Es preocupante el caso de los trabajadores que quizás tenían las esperanzas de volver a su puesto de trabajo una vez pasara la pandemia y esperaban mantenerse así por un tiempo.

Otras alternativas

En el mundo tecnológico y el internet se encuentra una variedad de distracciones que pueden suplantar los entretenimientos físicos. Y para este caso preciso aquí se encuentran los casinos online, para todos aquellos que saben controlar el uso de estos juegos.

Sin embargo, hay que tratar estas páginas web con mucho cuidado de no caer en alguna estafa. Se sabe que a nivel virtual son tantas las cosas que se pueden programar con tal de engañar a los usuarios.

En respuesta a esto se establecen leyes que protegen también a los usuarios online. Para que desde donde jueguen puedan sentirse en confianza con los sitios online que estén visitando.

Así que, si estas regulaciones se mantienen y se establecen de manera perenne, es una realidad para las empresas de casinos el optar por una solución online, que mantenga el compromiso con los usuarios y busque por este medio la ganancia honesta así como lo hacía de manera física.

Se trata también de que todos ganen y estén conformes, tanto las autoridades por el resguardo de los jóvenes, los casinos físicos que busquen adaptarse al medio virtual, y el establecimiento de leyes que regulen incluso hasta la edad de los jugadores para prevenir lo principal, el uso adictivo de los juegos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: