La ministra de Podemos gastó más de 18.000€ en el estudio sobre la cosificación de la mujer en las series españolas

El Ministerio de Igualdad de Irene Montero gastó 18.107 euros en la elaboración de un informe en el que se analizaban las series de producción española desde una ‘perspectiva de género’. El estudio criticó, entre otros asuntos, que las actrices sean de una «belleza extraordinaria, con un maquillaje y efectos que las hace todavía parecer más bellas».

El pasado mes de septiembre, el Instituto de la Mujer, dependiente de Igualdad, presentó un estudio titulado ‘Estereotipos, roles y relaciones de género en series de televisión de producción nacional: un análisis sociológico’.

Tal y como ha revelado el Portal de Transparencia del Gobierno tras la consulta de OKDIARIO, el documento, de apenas 80 páginas, tuvo un coste de 18.107 euros otorgados por el Ministerio ‘a dedo’ a través de un contrato menor y tras la evaluación, según asegura el informe de Transparencia, de otras cuatro ofertas. La encargada de elaborar este estudio fue finalmente la Asociación de Mujeres Cineastas y de Medios Audiovisuales (CIMA). «El contrato ha tenido una duración de 12 meses, en el que se ha previsto la entrega de informes de carácter trimestral para dar seguimiento al desarrollo del estudio», justifican.

El coste es muy superior al de otros recientes estudios del Instituto de la Mujer. Por ejemplo, la ‘Guía de salud sobre mujeres y adicciones’ supuso un gasto de 2.212 euros, casi 16.000 euros menos que el informe sobre las series de Irene Montero.

El estudio

¿Cómo son representadas las relaciones entre mujeres y varones?, ¿Cómo son las relaciones familiares?, ¿y las de pareja o sexuales? Éstas son algunas de las preguntas que el estudio intenta responder. La investigación tenía de partida un doble objetivo: recabar información sobre los personajes femeninos y masculinos existentes en las series de televisión españolas y analizar los componentes básicos que conforman los roles y estereotipos de género.

Entre otras conclusiones, el documento asegura que en las series protagonizadas por mujeres como ‘Las chicas del cable’ hay «cierto abuso y cosificación» en la «presentación de las mujeres». Son mujeres «representadas por actrices de una belleza extraordinaria, con un maquillaje y efectos que las hace todavía parecer más bellas, sus vestuarios espectaculares, que realzan aún más sus cuerpos ‘diez’».

Critican también que en la famosa serie «viven y visten muy por encima de sus posibilidades económicas, como trabajadoras con baja cualificación».

La familia

Según el estudio, las series dan una especial relevancia a las familias, algo que no parece agradar especialmente al Ministerio. «Sospechamos que se produce una idealización de éstas, puesto que el amor y el cariño se refleja mediáticamente en la muestra con el doble de apariciones que el conflicto», aseguran en el documento.

«Frente a cierta idealización en mostrar las relaciones familiares, curiosamente, esto contrasta con el hecho de que las relaciones de pareja no son tan positivas, por lo que se asemejan bastante más a la realidad no ficcionada», apunta el estudio del Instituto de la Mujer.
Relaciones sexuales

Otro de los aspectos analizados han sido los sexuales. En este sentido, aseguran que la representación de homosexuales es la adecuada y corresponde con la realidad.

A tenor de estos datos, apuntan que «resulta interesante» comprobar cómo las series apuestan por una sobre-representación de las relaciones homosexuales explícitas.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: