La Junta cierra el comercio y la hostelería de Granada y pide a los ciudadanos un confinamiento voluntario

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha anunciado este domingo el cierre de la actividad no esencial de la provincia de Granada a partir del martes ante la situación “crítica” con casi 1.200 casos por cada 100.000 habitantes y ha avisado de que el plan de contingencia que habilita nuevas camas en hospitales “permite tener un margen de maniobra de unos 20 días si siguiera el ritmo actual”.

Así lo ha anunciado Moreno en una comparecencia informativa tras presidir en el Palacio de San Telmo la reunión del Comité Asesor de Alertas de Salud Pública de Alto Impacto para analizar la evolución de la pandemia en una jornada en la que se han registrado 1.114 casos en la provincia y dos muertes.



Granada es la provincia andaluza con más restricciones y a la única a la que el presidente ha pedido a sus ciudadanos que salgan a la calle “sólo para lo imprescindible”. En esta provincia cerrarán desde el martes todos los comercios a excepción de los negocios esenciales como los supermercados, tiendas de alimentación o peluquerías, lo que de facto supone el regreso de Granada a la situación de marzo y abril con salvedades como que los colegios y los institutos seguirán abiertos, mientras que la Universidad seguirá cerrada, lo que se extiende al resto de Andalucía.

Concretamente, el presidente ha avanzado que seguirán abiertos  establecimientos comerciales de alimentación y minoristas de alimentación, bebidas y productos de primera necesidad, centros sanitarios, servicios sociales y sociosanitarios, comedores sociales, veterinarios, ortopedias, peluquerías, librerías y papelerías, gasolineras, autoescuelas, ITV, servicios entrega a domicilio, velatorios, centros deportivos para la realización de actividad física en espacios abiertos.

El presidente ha argumentado que estas medidas se adoptan porque la situación en la provincia es “especialmente delicada”, con una incidencia “peor que en Navarra, Aragón o La Rioja”, que son las comunidades con mayor tasa de contagio en España.

En este sentido, ha calificado la decisión de “dura y difícil”, pero ha asegurado que “hay que aplicarla para evitar el colapso sanitario”, ya que “la presión hospitalaria es muy alta” como “no se había vivido en la primera ola ni nunca”.

Así, ha hecho referencia al plan de contingencia mediante el que se han habilitado nuevas camas “que permiten tener un margen de maniobra de unos 20 días si siguiera el ritmo actual”.

Actualmente, en la provincia de Granada hay 1.595 camas libres, según ha señalado Moreno, quien asegura que “no estamos desbordados” pero avisa de que si la situación siguiera como hasta ahora “tendríamos serio peligro de colapso sanitario”.

No obstante, el presidente se ha mostrado “convencido” de que con las medidas adoptadas las contagios “vayan bajando y permitan un respiro a los centros sanitarios”.

Moreno pide un confinamiento voluntario

Moreno ha insistido en su recomendación a todos los granadinos de que “solo salgan de casa más que para lo estrictamente necesario” porque “se necesita limitar de la manera más rápida posible el contagio”. “Recomiendo que hagan la menor vida social posible y que prácticamente no tengan presencia en calles, acontecimientos o actos”, ha pedido el presidente.

Por último, ha defendido que la provincia se encuentra en una situación “crítica” y que, por ello, “se requieren decisiones serias, rigurosas y exigentes”.

Andalucía ampliará el toque de queda desde las 22:00 hasta las 07:00 horas y confinará a todos los municipios de la comunidad, de los que sólo se podrá entrar y salir de forma justificada. Fuera de la provincia de Granada, se decretará el cierre de toda actividad no esencial a partir de las 18:00 horas.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: