La Junta activa la mitad de sus ayudas a la espera del decreto de plan estatal

El Gobierno andaluz ha puesto en marcha la mitad de su plan de ayudas económicas y sociales un día después de anunciarlo. Concretamente ha activado varias iniciativas por un valor total de 372,3 millones, el 54% de los 732 que contempla el pacto alcanzado por la Junta con patronal y sindicatos. El resto de las subvenciones desplegadas en el acto del lunes en San Telmo están a la espera de que la Administración central articule su propio plan, que incluye 7.000 millones para las comunidades.

Este arranque parcial del paquete andaluz responde a un intento por dar seguridad jurídica a esa mitad de las ayudas bloqueadas, ya que corren riesgo de que se solapen con las subvenciones financiadas por el Gobierno central. Así lo explicó ayer Juan Marín, vicepresidente de la Junta, que urgió a Madrid a aprobar las normas necesarias para aclarar cómo se gestionarán las ayudas estatales. Su compañero de gabinete y portavoz de la Junta, Elías Bendodo, sacó pecho de que la Junta activase en 24 horas la mitad de su plan de ayudas mientras que mañana se cumple un mes del anuncio de Pedro Sánchez sobre el plan de apoyo dentro del que están esos 7.000 millones para los sectores más afectados por la pandemia.



La norma aprobada ayer por el Consejo de Gobierno incluye la prestación más ambiciosa de las anunciadas a bombo y platillo el lunes por el propio Juanma Moreno, la subvención a las empresas y autónomos de hasta 20 empleados que han pasado por un ERTE. Con 270 millones de presupuesto que proceden de fondos europeos del marco 2014-2020, el Servicio Andaluz de Empleo (SAE) se propone ayudar a 45.000 compañías que dan trabajo hasta a 145.000 personas, siempre que se mantenga el empleo durante cuatro meses.

La ayuda contempla otorgar 505 euros por empleado a jornada completa durante cuatro meses (2.020 euros) hasta un máximo de 30.300 euros, aunque el montante depende de un indicador denominado “factor de actividad”, que está relacionado con el número de trabajadores. Una vez que se publique en BOJA, las empresas tienen 15 días para solicitar esta prestación y la Junta tres meses para abonarla.

El Consejo de Gobierno también aprobó, con 75 millones de euros, las ayudas de 210 euros para los trabajadores afectados por ERTE entre marzo y abril que tuvieran prestaciones bajas, así como para los trabajadores fijos discontinuos que recibieron la ayuda gubernamental entre el 31 de octubre de 2020 y el 31 de enero de 2021. Estas ayudas llegarán a 357.000 personas, se cobrarán de oficio y quien no quiera recibirla tendrá que presentar un escrito de renuncia.

La última parte del paquete aprobado ayer son tres de las ayudas turísticas de 3.000 euros para guías turísticos (13,65 millones), alojamientos rurales (9,9 millones) y empresas de turismo activo (3,7 millones).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: