La Diputación de Málaga activa el concurso para la gestión del Caminito del Rey

El procedimiento que permitirá en los próximos meses adjudicar la nueva concesión administrativa para la gestión del Caminito del Rey, hasta ahora en manos de Hermanos Campano y Bobastro 2000, ya está en marcha. La publicación de la licitación en la plataforma de contratación del Estado activa el plazo del que van a disponer las empresas interesadas en hacerse con este servicio. La fecha máxima fijada para la presentación de proposiciones es el 11 de diciembre. 

Entre los aspectos clave en la valoración final de las proposiciones está el económico. En este sentido, el pliego que rige el concurso fija un canon anual mínimo de 100.000 euros a satisfacer por parte del futuro concesionario. Pero el documento marca la posibilidad que tienen los aspirantes de obtener puntos añadidos en el supuesto de incrementar esta aportación. Así, por ejemplo, se fija un máximo de 25 puntos para aquella empresa que mejore el valor mínimo exigido en 250.000 euros. 



Según explican los responsables de la institución, el hecho de que el canon tenga un techo máximo de 350.000 euros (frente a los 409.565 euros vigentes) se justifica con el cambio de criterio referido al precio” que tendrán que abonar los visitantes. La intención inicial de la institución supramunicipal a la hora de afrontar la nueva concesión, que tendrá un periodo de cinco años, fue la de elevar a 12 euros el valor de la tarifa, modificando el planteamiento y dando la opción a las empresas a rebajar esta cifra a un mínimo de 10 euros (este es el valor de las entradas hasta el momento). 

Con ello, “se prima que se favorezca a la ciudadanía con un precio menor y se compensa con que el canon tenga ese techo ajustando el ingreso de la administración pública”. En este caso, la empresa que oferte la tarifa mínima exigida obtendrá 15 puntos.

A estos parámetros de análisis, el pliego suma la toma en consideración de mejoras en los costes de mantenimiento del caminito y de las instalaciones anejas, propuestas en el proyecto de gestión, incluyendo la formación del personal, actuaciones en materia de sostenibilidad o introducción de acciones tecnológicas en el centro de interpretación, por ejemplo.

Asimismo, la empresa que finalmente se haga con la concesión tiene que tener en cuenta que de total de entradas anuales un 65% se venderá directamente a particulares a través de la plataforma online o en taquilla, mientras que el 35% restante se hará a través de agencias y establecimientos autorizados. 

En cuanto a la afluencia máxima de visitantes, se fija en 1.100 personas diarias durante el primer año (como en la actualidad), pudiendo ampliarse a 1.300 visitantes los dos siguientes años y a 1.500 personas en los dos últimos años si así lo autoriza la dirección del Paraje Natural Desfiladero de los Gaitanes.

Se estima que para la prestación adecuada del servicio serán necesarios 39 puestos de trabajo y, teniendo en cuenta los periodos de vacaciones y festivos, la plantilla rondará las 54 personas. Paralelamente, el concesionario debe contar con un personal de seguridad y vigilancia las 24 horas del día y todos los días del año, que se instalará en las casetas ya habilitadas a tal efecto con monitores en el Caminito y en el propio centro de recepción de visitantes.

La empresa que se haga cargo de la concesión deberá afrontar los gastos de mantenimiento del Caminito y del centro de visitantes, cuantificados en 94.000 euros anuales, así como el canon de ocupación de monte público, que en 2019 ascendió a 31.497,69 euros.

Los números económicos manejados por la propia institución ponen de manifiesto que la gestión del paraje, así como del aparcamiento y del centro de interpretación es más que rentable. En el estudio realizado al respecto, correspondiente a principios de año, se toman como referencia un escenario pesimista (75% ocupación), normal (85%) y más positivo (95%) y en todos las cifras son favorables.

En este sentido es de valorar la entrada en escena del Centro de Recepción y su aparcamiento, que van a permitir mejorar la capacidad de carga de entrada al Caminito. Con todo, los ingresos previstos en el escenario más favorable serían de 3,7 millones de euros anuales, con un resultado después de impuestos de 751.340 euros; en el escenario normal, los ingresos serían de 3,3 millones y un resultado después de impuestos de 481.759 euros.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: