“La desigualdad es la mayor vergüenza que puede tener una sociedad”

“La desigualdad es la mayor vergüenza que puede tener una sociedad, es algo que nos debe avergonzar”. Es la declaración que ha hecho el presidente de la Junta, Juana Moreno, en la entrega de los Premios Meridiana del Instituto Andaluz de la Mujer (IAM), en una gala que se ha celebrado en el Palacio de Congresos de Córdoba y que ha presentado la directora del periódico Granada Hoy, Magdalena Trillo.

En su intervención, Juanma Moreno ha lamentado que no se haya conseguido la igualdad en “una sociedad que se tiene por moderna e integradora” y ha insistido en la necesidad de que exista un “compromiso de la sociedad en la batalla por la igualdad”. 



El 8 de marzo, ha continuado, es “uno de los días más importantes para Andalucía y tiene que sacudir nuestra conciencia” y se ha preguntado también si se ha conseguido la igualdad. Él mismo ha reconocido que aún no, y aunque “hemos avanzado mucho, nos queda mucho por hacer”. “Tenemos que hacerlo entre todos”, ha añadido.

Los premios Meridiana tienen como objetivo distinguir la labor desarrollada por personas, colectivos o instituciones en la defensa de la igualdad de derechos y oportunidades entre hombres y mujeres.

Los galardones pretenden incentivar y reforzar la  labor de personas, colectivos y entidades que con su trayectoria vital, personal o profesional han contribuido a fortalecer y hacer efectiva la presencia y participación de las mujeres en los diferentes ámbitos de nuestra sociedad  reivindicando una igualdad real y efectiva, como requisito imprescindible para seguir avanzando hacia una sociedad más democrática, justa, solidaria e igualitaria

El presidente del Ejecutivo autonómico ha recordado que “sin igualdad no hay civilización, sino lo entendemos esto es que no hemos entendido nada”. “Hace un año el estadillo de la pandemia nos planteó un desafío como nunca habíamos vivido, que necesita la unión de todos, sin distinción”. “Hombres y mujeres comparten juntos la primera línea de defensa; no existen más diferencia por el hecho de serlo, la ignorancia e insensibilidad son las claves del machismo al que tenemos que combatir de manera directa todos los días del año”, ha subrayado.

Para Juanma Moreno, “hoy es una fecha para recordar a todas las mujeres que han muerto durante la pandemia” y ha destacado que “a idéntico trabajo se tiene que remunerar con idéntico sueldo; es incompresible y chocante, pero todavía sigue sucediendo”.

También ha anotado que la violencia contra “la mujer tiene que acabar porque te destroza y nos destroza como sociedad”. Al hilo, ha recordado que durante el año pasado el IAM atendió a 261 chicas, que han nacido en democracia. 

No ha tenido reparos el presidente de la Junta de Andalucía en señalar que la violencia machista le causa “mucha vergüenza y repugnancia” y ha añadido que su lucha “nos une más frente a esta barbarie”.

Respecto a los galardones, ha anotado que son “un resumen de lo mucho que se puede hacer”. Han sido, ha apuntado, “24 años poniendo nombres propios al compromiso y señalando todos los ámbitos en los que se puede actuar”.

“La defensa de la igualdad es deber de cada ciudadano”, ha afirmado y haciendo uso de sus habituales comparaciones ha indicado que “lo fácil es seguir un sendero, pero no meterte en la selva”, en alusión al trabajo de todas las mujeres premiadas en esta nueva edición de los galardones, a quienes ha agradecido su trabajo por “abrir el camino”.

No se ha olvidado el trabajo de la consejera de Igualdad, Rocío Ruiz, de quien ha elogiado su entrega y “labor encomiable que está redundado en conseguir una sociedad más inclusiva en Andalucía”.

“Mujeres imparables”

Rocío Ruiz, por su parte, ha ofrecido un sentido relato en el que ha dibujado la historia de cada una de las personas galardonadas y en el que ha reconocido que el 2020 fue un año “difícil”. En su intervención, Ruiz las ha calificado como “mujeres imparables, que ni el viento mueve, ni la noche apaga”.

“Son historias de mujeres que quieren su sitio en el mundo“, ha anotado, al tiempo que ha recordado que la educación es el arma más poderosa para cambiar el mundo”. En esa línea, ha afirmado que cuando el profesorado educa en igualdad “no adoctrina”, si bien, ha reconocido que “queda tanto por crecer en igualdad”.

“Hay muchas formas de ser valientes, pero nunca pensamos que hablar de esperanza iba a ser tan difícil”, ha expuesto y ha añadido que el feminismo “es una filosofía de vida, se lleva en la sangre, los construimos todos, hombres y mujeres, no es un club con derecho de admisión”. Según Ruiz, “el feminismo se hace trabajando, de la mano de nuestros compañeros de viaje”.

“En este tiempo hostil propicio al odio, hemos descubierto a nuestras heroínas anónimas, sin reconocimiento, hemos descubierto el significado de la palabra esencial”, ha sentenciado en alusión a las mujeres que durante la pandemia han seguido trabajando con sueldos “mal pagados”. Una situación que, según ha dicho, “vamos a revertir”.

No se ha olvidado la consejera de Igualdad del personal sanitario, que “tantas vidas ha salvado” durante la pandemia del coronavirus y también ha incidido en “el derecho a ser madre sin renunciar a nada porque la corresponsabilidad es un derecho y una obligación”.

Así, ha expuesto que si la mujer y ella misma cae “no me muevo ni un milímetro, peleo de nuevo y si pierdo, vuelvo a empezar, como cualquier mujer”.

Ruiz también ha afirmado que para ella es “un privilegio poder mejorar la vida de las mujeres desde la Junta, ser garante de los derechos de la igualdad, frente al sectarismo y el negacionismo”. “No se admiten chantajes, la libertad y la igualdad no se negocian, no se venden, es un derecho”, ha remarcado.

Las mujeres, ha continuado, “desconocen el desaliento, vencen el miedo, nos traen una brisa fresca de esperanza, ellas son todas nosotros mujeres andaluzas y poderosas”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: