La autopsia dice que la muerte de la profesora de Marbella no tiene relación con la vacuna de AstraZeneca

La muerte de la profesora de un colegio de Marbella por un ictus quince días después de haber sido vacunada con Astrazeneca no guarda relación con la inoculación de la dosis. Así lo recoge el avance de la autopsia clínica que se le ha practicado al cadáver.

El estudio preliminar en el cuerpo de Pilar González Bres no ha detectado trombos, aunque aún debe completarse este examen con análisis microscópicos de muestras  de la fallecida. El resultado final tardará algo más en conocerse. El análisis se ha realizado en el Hospital de la Costa del Sol a instancia del Juzgado de instrucción número 1, que recibió la petición de su familia.



El estudio clínico recoge que la mujer era propensa a padecer un infarto o accidente cerebro vascular. El análisis recoge que tuvo una aneurisma, es decir, una rotura de un vaso sanguíneo el el cerebro, que le causó la hemorragia que le  provocó la muerte.

Pilar González fue vacunada en los primeros días de marzo y después comenzó a sufrir un fuerte dolor de cabeza. Acudió el pasado fin de semana al hospital y, tras una intervención el lunes, no se pudo salvar su vida.

La noticia coincide con la decisión de Sanidad de retomar la vacunación contra la Covid-19 con las dosis de AstraZeneca a partir de la semana que viene, concretamente el miércoles. Se apoya en el informe favorable de la Agencia Europea del Medicamento, que dijo que este fármaco está “beneficiando y protegiendo”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: