Intu recurre las medidas cautelares de suspensión del PGOU de Torremolinos

La promotora Intu, que tiene proyectado construir un gran centro comercial y de ocio en la Costa del Sol, ha recurrido el auto de medidas cautelares de suspensión del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Torremolinos -decretadas por el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) debido a las demandas planteadas por dos empresas privadas-, así como se reafirma en su interés por continuar con el proyecto en la localidad costasoleña, según ha anunciado este lunes la compañía.

Así, la promotora de origen británico ha valorado que “hay tanto argumentos formales o procesales como de contenido para oponernos por las vías legales a nuestro alcance a lo resuelto por Sala Social de Málaga del TSJA”.



Desde Intu Costa del Sol también han considerado que el auto recurrido “no se atiene a lo regulado en el artículo 1239.2 de la Ley procesal, basándonos en la interpretación de este artículo por el Tribunal Supremo y también en lo expuesto por otra sección de la Sala antes citada”.

En este sentido, la empresa ha señalado que “si la Sala entiende que puede existir una posible nulidad de la tramitación ambiental al acordar la suspensión, se estaría infringiendo el artículo 140 de la ley procesal y lo que la jurisprudencia entiende que debe ser esa apariencia de buen derecho que debe tener la petición de suspensión”.

Por ello, han destacado que “no compartimos cómo la Sala acepta, casi sin más, las aseveraciones de las entidades recurrentes, pudiendo haber ido más lejos, y fundamentándonos también en los criterios del Tribunal Supremo en relación con la relevancia de los intereses en juego”.

Por otro lado, la compañía ha solicitado que “en el caso de que no se rectifique el auto de referencia, se le imponga una fianza o caución a los recurrentes, habida cuenta de los perjuicios de toda clase que pudieran ocasionarse al proyecto”, por lo que se reserva “las reclamaciones por quebranto económico y las responsabilidades de otro tipo que se derivan de una decisión difícil de explicar”.

Intu ha remarcado que “está interesada en la continuidad del proyecto que hace casi ocho años inició en Torremolinos y que puede representar una iniciativa de ocio única en España y contribuir así decisivamente al desarrollo económico y a la creación de empleo en esta importante área litoral que es la Costa de Sol”.

Por su parte, el Ayuntamiento de Torremolinos también anunció el pasado viernes que ha planteado recursos de interpelación ante las resoluciones del TSJA de paralizar el PGOU de manera cautelar, y solicita 110 millones de euros como indemnización a la parte demandante, según explicó la concejala de Urbanismo de la localidad, Maribel Tocón.

La edil catalogó la medida judicial como “drástica y desproporcionada, pudiendo dañar de forma incalculable el desarrollo de la ciudad” y que responde a demandas interpuestas contra la Junta por dos empresas privadas, aseguró la responsable municipal, quien detalló que los demandantes “son entes con claros visos comerciales, cuyos intereses económicos se podrían ver agraviados” en caso de que Intu pudiese desarrollar el proyecto de gran centro comercial y de ocio que tiene programado en la localidad, subrayó Tocón.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: