Guerra en los súper del Reino Unido por la libra

El desplome de la libra a raíz de la victoria de los partidarios del Brexit en el referéndum sobre la UE, que ronda el 18% desde el pasado 24 de junio, ha llevado a fabricantes como Unilever, cuyas cuentas se calculan en euros, a tratar de compensar su pérdida de ingresos mediante subidas de precios, decisión que choca con la postura de distribuidores británicos como Tesco, la mayor cadena de supermercados del país, que ha dejado de ofrecer on line algunos productos de la anglo holandesa.

El dueño de marcas como desodorantes Axe y Rexona, té Lipton o helados Magnum habría demandado un alza de precios del 10% a cadenas de supermercados como Tesco o Sainsbury para compensar el encarecimiento de las importaciones a consecuencia del menor valor de la libra, una petición que habría chocado con Tesco.



Dave Lewis, consejero delegado de Tesco y ex alto ejecutivo de Unilever, expresaba hace unos días su determinación de enfrentarse a los proveedores que tratasen de aprovechar la caída de la libra para justificar subidas de precios. De este modo y sin mediar más explicación, la cadena británica de supermercados ha dejado de ofrecer a través de su tienda on line una treintena de marcas de Unilever.

“Actualmente estamos experimentando problemas de disponibilidad en una serie de productos de Unilever”, indicó un portavoz de Tesco. “Siempre trabajamos para garantizar que los clientes logran los mejores precios posibles y esperamos que el problema se resuelva pronto”, añadió. Entre las marcas afectadas, destaca la popular crema de untar Marmite, producto fijo en la cesta de la compra de los hogares del Reino Unido.

Por su parte, el director financiero de Unilever, Graeme Pitkethly, explicó la necesidad de subir precios en el Reino Unido por los mayores costes de las materias primas y la deflación, aunque subrayó que las alzas adoptadas “son sustancialmente inferiores de lo necesario para cubrir la propia rentabilidad” y expresó su confianza en “resolver pronto” los problemas actuales sin llegar a mencionar a Tesco.

El consejero delegado de Unilever indicó que su negocio “continúa demostrando su capacidad de recuperación al crecer de forma competitiva y consistente en duras condiciones del mercado”, con un incremento subyacente de la facturación del 4,2% en los primeros nueve meses.

Un informe publicado el pasado martes por la Federación de Alimentos y Bebidas del Reino Unido (FDF por sus siglas en inglés) reflejaba una significativa pérdida de confianza de los empresarios del sector a consecuencia de la victoria del Brexit ante la perspectiva de subidas del precio de los ingredientes de sus productos y una consecuente reducción de márgenes.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: