El PSOE equipara a las víctimas y sus verdugos en los Presupuestos Generales del Estado pactados con Bildu en Navarra

El PSOE de Navarra equipara a los asesinados por la banda terrorista ETA con aquellas «víctimas de motivación política» en el proyecto de Presupuestos, que saldrá adelante con el apoyo de Bildu. La presidenta de Navarra, María Chivite, anunció ese pacto el sábado, horas después de la visita a Pamplona de Pedro Sánchez. El líder del PSOE, por su parte, también recibió la pasada semana el apoyo de la formación proetarra a sus cuentas.

Según el acuerdo alcanzado entre el Gobierno de Navarra y Bildu, el partido de Arnaldo Otegi se compromete a votar en contra de las enmiendas a la totalidad que pudieran presentarse por cualquier grupo parlamentario, así como a posibilitar la aprobación del Proyecto de Ley de Presupuestos Generales de Navarra de 2021.

Ese proyecto incorpora en el apartado de subvenciones a las víctimas de «motivación política», en la misma partida que las ayudas destinadas a las víctimas del terrorismo.

El PSOE equipara a las víctimas de ETA y sus verdugos en los Presupuestos pactados con Bildu en Navarra

Cabe recordar que Navarra cuenta con una ley que criminaliza a la Policía por presuntos abusos y que actualmente está en manos del Tribunal Constitucional.

La Ley de ‘Reconocimiento y Reparación de las víctimas por actos de motivación política provocados por grupos de extrema derecha o funcionarios públicos’ fue impulsada en marzo de 2019 por Geroa Bai, Bildu, Podemos e Izquierda-Ezkerra, y obtuvo el respaldo de estos partidos, además de la abstención del PSN. UPN y PPN se opusieron. La Ley entró en vigor en abril de 2019 y fue recurrida por Partido Popular, Vox y Ciudadanos.

Estos partidos coinciden en que la ley confunde a las víctimas con los verdugos, ofende a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y blanquea a la banda terrorista ETA.

Su propósito es «configurar el derecho al reconocimiento y, en su caso, reparación de las víctimas de motivación política generadas por la acción violenta de grupos de extrema derecha o por parte de funcionarios públicos, regulando los medios y mecanismos para que sean reconocidas como tales víctimas y, en su caso, como personas beneficiarias de los correspondientes derechos de reconocimiento y reparación integral».

La declaración de víctima, que dará derecho a recibir asistencia sanitaria así como una indemnización, queda en manos de una ‘Comisión de Reconocimiento y Reparación’ de perfil político, sin que medie una sentencia judicial.

El Constitucional ya anuló una primera versión de la ley argumentando que invadía competencias estatales de jurisdicción penal, lo que obligó al Ejecutivo de Navarra a aprobar un segundo proyecto.

Beneficios a presos

El acuerdo alcanzado por Chivite fortalece la alianza con sus socios de Bildu, partido imprescindible para sostener su legislatura y gracias al cual fue investida presidenta de Navarra.

El texto del pacto se fraguó durante semanas, como reconoció el propio PSOE. «Se ha podido constatar que en estos momentos tan difíciles es cuando más se necesita actuar con altura de miras pensando en las personas y asumir responsabilidades, teniendo como guía de actuación responder a las necesidades de la ciudadanía navarra», destacó el Ejecutivo foral en un comunicado.

El acuerdo se produce en plena polémica por el pacto de Sánchez con Otegi para sacar adelante sus presupuestos y de las nuevas concesiones del Gobierno a presos de ETA.

El pasado viernes, cinco etarras que se encontraban en el centro penitenciario de Huelva abandonaron el módulo de aislamiento. Entre ellos, Javier García Gaztelo, ‘Txapote’, jefe militar de la banda y autor, entre otros, del asesinato de Miguel Ángel Blanco, Fernando Múgica y Gregorio Ordóñez.

Además, desde que Sánchez llegó a La Moncloa, en junio de 2018, ha acercado a 103 etarras, más de la mitad de los presos de la banda terrorista. 25 de ellos tienen delitos de sangre en su historial.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: