El PP saca siete puntos al PSOE en la encuesta del Centra y podría gobernar con Vox

El PP ganaría con holgura las elecciones autonómicas si se celebrasen mañana. El último barómetro de la Fundación Centro de Estudios Andaluces, dependiente de la Consejería de Presidencia, otorga a los populares una ventaja de 7,7 puntos respecto al PSOE, ya que prevé una victoria de Juanma Moreno con el 31,2% de los votos frente al 23,5% que lograrían los socialistas según esta encuesta realizada entre el 18 y el 25 de marzo a partir de 3.600 entrevistas. 

Se trata de la mayor distancia entre los dos partidos prevista por esta investigación demoscópica desde que empezó a publicarse en 2019. El buen comportamiento del PP, que gana cuatro puntos respecto a la anterior edición del barómetro, haría posible un Gobierno bicolor entre PP y Vox, partido que también crece de forma significativa al lograr el 18,1% de los sufragios. Los populares lograrían entre 40 y 43 escaños, mientras que el partido de Santiago Abascal tendría 20 o 21. En ambas horquillas superan con creces los 55 escaños de la mayoría absoluta en el Parlamento de Andalucía.



Esto deja en un lugar secundario a la mitad del actual Gobierno andaluz, Ciudadanos, que retrocede hasta los siete escaños, menos que los que obtuvo en su primera aparición en Andalucía tras las elecciones de 2015. El partido de Juan Marín pierde así toda influencia, ya que no sería necesario para el PP ni podría facilitar un gobierno de las fuerzas de izquierda, que sufren por el mal momento del PSOE y la ruptura de Adelante Andalucía.

El PSOE calca el resultado del último barómetro, realizado en diciembre de 2020, pero el 23,5% de apoyos se traduce en entre 26 y 29 escaños. Hace sólo cuatro meses el reparto de asientos era de 27 a 30. El batacazo sería mayúsculo si se tiene en cuenta que se deja 4,4 puntos respecto a las elecciones de 2018. A su izquierda, la descomposición de la confluencia deja a Unidas Podemos por Andalucía como cuarta fuerza con 10-12 escaños, capitalizando la mayor parte de los apoyos de Adelante. Un partido con ese mismo nombre alcanzaría hasta dos asientos y un 3,5% de los votos. En teoría, la encuesta se refiere a la formación de Teresa Rodríguez, aunque el nombre está en disputa. 

El mal momento de la izquierda provoca que el máximo de escaños que otorga la investigación asciende a 43 asientos, cuatro menos de los que suman ahora PSOE, Adelante y los no adscritos expulsados. La situación se prevé favorable para Juanma Moreno, que, además, es el preferido para ser presidente de la Junta para el 34% de los encuestados. Hay otro tercio que no tiene a ningún preferido o no se ha decidido todavía, mientras que el tercio restante se reparte entre el resto de figuras políticas de la comunidad. 

Susana Díaz sigue siendo la segunda opción, aunque sólo un 5,4% de los encuestados dicen optar por ella como presidenta. Le sigue Alejandro Hernández, portavoz de Vox en la Cámara, con el 4,4% de las respuestas. Se abre aquí la pugna orgánica, ya que tras Hernández estarían empatadas la actual ministra de Hacienda, María Jesús Montero, (3,5%) y la dirigente de Vox Macarena Olona (3,5%). En el mismo porcentaje están Teresa Rodríguez y Juan Marín, justo delante de Juan Espadas (3,4%), que es el aspirante socialista que sale peor parado. Martina Velarde alcanza el 3,3%.

Esta preponderancia de Juanma Moreno concuerda con las tesis que defienden en el Gobierno andaluz sobre la consolidación del presidente. Una muestra es que sólo el 3,5% de los votantes prefieren a Juan Marín como jefe del Ejecutivo cuando el porcentaje de voto de Ciudadanos asciende al 8,1%. Hace unas semanas, desde el entorno de Moreno señalaron que la caída del partido naranja está siendo capitalizada en su totalidad por el PP, según estas fuentes, por la imagen moderada que proyecta el líder popular en un ambiente cada vez más polarizado.

Pese al viento de cola, en San Telmo tienen claro que no se entendería un adelanto electoral, algo que queda refrendado por la encuesta. El 70,7% de los participantes en el sondeo no creen que lo óptimo sea convocar elecciones en este momento, con tres de cada cuatro encuestados convencidos de que la situación económica de la comunidad es mala o muy mala y el 44,5% que opinan lo mismo sobre la situación política.

No obstante, las diferencias de opinión sobre el trabajo que realiza el Gobierno andaluz y el Ejecutivo central se mantienen. El 31,6% de los encuestados cree que el gabinete de Juanma Moreno lo hace mal o muy mal, frente al 36,4% que cree que lo hace bien o muy bien. Estos porcentajes se invierten cuando se pregunta sobre el equipo de Pedro Sánchez, ya que el 69% opina que la labor es mala o muy mala frente a un 14,3% que dice lo contrario .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: