El índice de contagio del Covid ya indica una contención de la segunda ola en Andalucía

La Consejería de Salud ha notificado este martes un número de nuevos contagios inferior a los 2.000 por primera vez en semanas. Es un atisbo de mejoría que hace indicar que las restricciones sirven ya para empezar a doblegar la curva de la segunda ola de la pandemia. Queda mucho por delante, pero el consejero de Presidencia y portavoz del Gobierno andaluz ha informado también hoy de que el número reproductivo, que indica si la expansión del virus continua o está en proceso de decrecimiento, está por debajo de cero.

Esto quiere decir que empieza a reducirse a la transmisión, primer paso para que desciendan los contagios y, en segunda instancia, la presión hospitalaria. Bendodo ha detallado también que la cantidad de camas libres en la comunidad está en estos momentos en el 30%, pero también es cierto que uno de cada cinco plazas está ocupada por un enfermo de Covid-19. Concretamente, son 3.357 los ingresados, 524 de los cuales están en una unidad de cuidados intensivos. 



“El SAS no está colapsado, tenemos margen”, ha dicho el portavoz del Ejecutivo regional antes de garantizar que el sistema sanitario público andaluz se mantiene a flote gracias a la inversión de 2.000 millones extra que ha realizado el Gobierno de Juanma Moreno desde su llegada al poder, hace casi dos años. No obstante, el titular de Presidencia no ha descartado que vayan a tomarse nuevas medidas a partir del 23 de noviembre, cuando expiran las restricciones vigentes ahora. 

El domingo, el presidente de la Junta volverá a presidir la reunión del comité de expertos regional para analizar el impacto de las decisiones tomadas hasta ahora en la evolución de la pandemia. A partir de ahí, el Gobierno andaluz puede “flexibilizar, endurecer o mantener” las restricciones, que podrán ser distintas en cada uno de los 33 distritos sanitarios en los que se divide el territorio andaluz. 

Nuevos cribados y unidades móviles Covid

A la espera de la actualización de las restricciones, el Consejo de Gobierno ha decidido poner en marcha nuevos cribados en las localidades de Manilva (Málaga), Baena, Montilla, Priego de Córdoba (Córdoba), Alcalá del Rio, Olivares y La Puebla de Cazalla (Sevilla. En la capital hispalense, además, se harán estos test masivos en las zonas de La Candelaria, Cisneo Alto, Amate, Polígono Norte, Provenir y Las Palmeritas. 

La Consejería de Salud y Familias, además, ha incorporado ocho unidades móviles de respuesta al Covid que se trasladarán a cada una de las provincias. Se trata de una suerte de camiones donde enfermeros harán test de antígenos donde sean necesarios con un máximo de 4.000 al día y que sirven para diagnosticar infecciones activas de SARS-CoV-2. También podrán utilizarse para la distribución de la vacuna de la gripe con el objetivo de no colapsar los centros de salud.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: