Desarticulan un grupo dedicado al robo con fuerza en viviendas de la Costa del Sol

Una banda integrada principalmente por individuos de nacionalidad chilena ha sido desarticulada por la Policía y la Guardia Civil por su presunta relación con veinte robos con fuerza en viviendas unifamiliares y residenciales de la provincia de Málaga, alguno con un botín de hasta 100.000 euros.

En esta operación conjunta de ambos cuerpos policiales se han realizado seis registros, cinco en domicilios y el sexto en una joyería propiedad de uno de los investigados, y se han intervenido joyas, relojes de alta gama y 38.000 euros, entre otros efectos, ha informado este sábado la Policía en un comunicado.



El primer hecho, que originó la investigación, se produjo a finales de febrero, cuando se denunció el robo con fuerza en una residencia habitada de Málaga, donde habían forzado la puerta y persiana que comunica con el jardín y accedieron al interior del domicilio, donde sustrajeron joyas por valor de 20.000 euros.

Igualmente, en septiembre, la Guardia Civil recibió una denuncia por la sustracción de diversas joyas y relojes, con un valor total de 100.000 euros, en una vivienda de Mijas, y se observó que los autores coincidían con los investigados por la Policía, por lo que se inició una investigación conjunta entre ambos cuerpos.

Los investigadores hicieron un estudio comparativo del modus operandi empleado e identificaron plenamente a los autores de los robos, integrantes de un grupo altamente especializado que actuaba por toda la Costa del Sol desde hacía varios años.

Tras la explotación operativa de la información, los agentes determinaron que una organización criminal desmantelada en 2019 había conseguido reorganizarse e incorporar a sus filas nuevos integrantes, que eran quienes estaban cometiendo las sustracciones denunciadas. Los veinte robos con fuerza fueron perpetrados en domicilios particulares de Málaga y de localidades como Estepona, Marbella, Mijas, Nerja, Torrox y Vélez-Málaga.

Asimismo, se logró determinar la participación de al menos siete individuos, todos ellos detenidos como presuntos responsables del delito de pertenencia a grupo criminal, cuatro de los cuales se dedicaban al asalto de las viviendas, mientras que los tres restantes se dedicaban a la receptación de los objetos robados. Los detenidos fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción número 1 de Marbella, que decretó el ingreso en prisión de los tres principales encartados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: