Coronavirus Andalucía La población de 45 a 55 años empezará a vacunarse en “las próximas semanas”

El plan andaluz de vacunación contempla la inmunización de la población entre 45 y 55 años en las “próximas semanas”. Así será siempre que el suministro del medicamento de AstraZeneca-Oxford llegue en una cantidad suficiente y que no se modifique antes la indicación de este fármaco para la población con más de 55 años. De variar esta recomendación, que está actualmente examinándose, el plan de vacunación cambiaría de nuevo para dar prioridad a las poblaciones de más edad.

Las características de las tres vacunas actualmente autorizadas en la Unión Europea y su limitado suministro durante el primer trimestre del año están obligando a las administraciones sanitarias a diseñar un proceso de inmunización heterogéneo. El proceso actual del plan consiste en dos carriles paralelos: por un lado van las poblaciones a las que se les está vacunando con los fármacos de ARNm –Pfizer y Moderna– y, por la otra vía, de modo simultáneo, los colectivos a los que se les está inyectando las dosis de AstraZeneca y Oxford.



Esta última vacuna, cuyo suministro para el mes de marzo desconoce tanto la Consejería de Salud como el Ministerio de Sanidad, tiene ya adjudicado un nuevo grupo, el 9, una vez que se aplique la correspondiente dosis a los docentes y a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, Emergencias y Fuerzas Armadas. La actualización del documento de la Consejería de Salud que detalla el proceso vacunal en Andalucía prevé que, en efecto, el cerca de millón y medio de personas que compone la cohorte entre 45 y 55 años se produzca en las “próximas semanas”, por delante incluso de grupos poblaciones más vulnerables que serán vacunadas en el carril de los viales de ARNm.

Así lo recomienda la provisional indicación de la vacuna de AstraZeneca, limitada por el momento a los menores de 55 años. La Consejería de Salud informa sin embargo de que los técnicos de las comunidades autónomas y el Ministerio de Sanidad están estudiando la posibilidad de modificar esa indicación, como contemplaba la Agencia Europea del Medicamento y como sucede ya en países como Francia y Alemania. Eso lo cambiaría todo.

La aparente paradoja de que la población de la mediana edad se inmunice aun antes que quienes tienen más de 55 años o que padezcan enfermedades de alto riesgo responde a una política de racionalización de los recursos disponibles. Son pocos e inciertos. Está previsto que a lo largo de todo el mes de marzo, la administración andaluza prosiga la aplicación de las dosis de Pfizer y Moderna a los sanitarios aún pendientes, a los grandes dependientes y a la población con más de 80 años. Ésa es la vía del ARNm. En el carril de AstraZeneca y Oxford, por su parte, prosigue la inyección de viales a los docentes y ya esta semana ha comenzado a los agentes de la Policía.

La Consejería de Salud, aunque incluya próximamente el colectivo de entre 45 y 55 años, se muestra muy prudente a la hora de precisar una fecha concreta. Dependerá de los elementos. Es muy probable, con todo, que se vacunen no más tarde del mes de abril.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: