Coronavirus Andalucía La Fiscalía abre diligencias por la vacunación del gerente del EPES

La Fiscalía de Málaga ha abierto diligencias preprocesales por la vacunación del gerente y de otros altos cargos de la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias (EPES-061) por haberse vacunado contra el coronavirus en un periodo que no le correspondía, según indica la denuncia presentada por el sindicato CGT.

En un escrito al que ha tenido acceso Efe, el fiscal jefe provincial, Juan Carlos López Caballero, comunica al responsable del sindicato de Sanidad de la CGT en Málaga, Juan Carrillo, que ha incoado diligencias tras la denuncia. Fuentes del sindicado han tachado de “incívica e inapropiada” la vacunación del responsable del EPES-061, José Luis Pastrana, que además de ostentar ese cargo en la Consejería de Salud es miembro del conocido como comité de expertos que asesora a la Junta de Andalucía en la adopción de medidas durante la pandemia.



El sindicato recordó ayer en un comunicado recogido por Efe que los altos cargos de la EPES-061 “se vacunaron sin corresponderles, cuando ni siquiera todo el personal de atención directa del 061 lo estaba y mientras los grandes grupos de riesgo no habían recibido todas sus vacunas”.

Por este hecho, el sindicato CGT ha pedido el cese de Pastrana al frente de la empresa pública andaluza dedicada a la gestión, entre otras cuestiones, del servicio Salud Responde y del plan integral de Telemedicina en Andalucía, conjuntamente con el Servicio Andaluz de Salud (SAS), así como de la asistencia sanitaria a la emergencia y la gestión del transporte de pacientes críticos en las capitales de provincia.

Para la CGT, Pastrana se vacunó con la primera dosis “aprovechándose del cargo, a pesar de no corresponderle según los protocolos establecidos de vacunación, quitando así una vacuna muy necesaria a personas y profesionales que las necesitan de verdad”. La CGT señaló que desconoce si el gerente “se inoculó la segunda dosis, ya que no asistió a la cita que tenía concertada en el centro de salud Trinidad Jesús Cautivo de Málaga”, algo que aclararán las investigaciones judiciales.

Destaca el sindicato, para subrayar lo indebido de la vacunación de este cargo, que en su labor no media la atención directa a pacientes, que lleva meses realizando sus labores fundamentalmente mediante el teletrabajo”. De este modo, a juicio de los denunciantes, el gerente del EPES no debió administrarse una dosis de Pfizer o Moderna el 8 de febrero en el grupo 2 o 3A de priorización, que correspondía al personal sanitario de primera línea y aquellos con más exposición a pacientes en los hospitales.

La CGT se mostró confiada en que “la Fiscalía y el Juzgado lleguen hasta el final y condenen las actuaciones impropias tanto del gerente del EPES como de la directora provincial de Málaga”, a quien también señalan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: