Caza en la escuela El Defensor del Menor andaluz avala que se enseñe caza en la escuela

El Defensor del Menor de Andalucía ha avalado el proyecto de PP, Ciudadanos y Vox de introducir la promoción de la caza en las escuelas andaluzas. Argumenta que la caza y pesca son un “acervo cultural”, que se debe llegar a una posición intermedia y que cada colegio podrá definir el “modo concreto” en que introduce esa enseñanza en su currículo.

La resolución se ha producido ante una queja de la asociación Abogacía Andaluza por la Defensa Animal (AADA), que reúne a 150 letrados de la comunidad y que argumentó una vulneración de la Ley Orgánica de Educación, la Ley de Protección Jurídica de la Infancia y del propio Código Penal respecto a la presencia de menores en supuestos de maltrato animal.



El pronunciamiento está firmado por Jesús Maeztu, Defensor del Pueblo Andaluz y también Defensor del Menor, y se basa en que la caza no está específicamente prohibida, está regulada para hacerla compatible con otros valores protegibles y, según la legislación andaluza de Flora y Fauna, tiene “una dimensión social, deportiva, cultural, ecológica y económica” y es “un ejemplo clásico de actividad deportiva que se desarrolla en el medio natural”.

La caza y pesca “ancestralmente constituyen aprovechamientos tradicionales de los recursos naturales que, al cabo del tiempo, se han ido concretando en un acervo cultural”, añade la resolución a la que tuvo acceso este periódico.

Según el Defensor,  el “modo concreto” en que esas actividades sean recogidas en los programas de cada centro dependerá de lo que definan sus “actores educativos” pero del análisis de la regulación tanto de la caza y como del sistema educativo “no hemos podido deducir ni que esté prescrito su tratamiento, ni que resulte tampoco obligada su promoción”.

Es más, apunta como “reflexión final”: “el ejercicio de intercambiar argumentos entre ambos márgenes de posturas es un buen motivo para ser acogido en nuestros centros educativos”. Es un debate que lleva al escenario de la enseñanza “la misma pulsión de nuestra compleja sociedad”.

“Entre la persecución radical de la caza por parte de unos y la obligatoriedad de su aprendizaje que fomentan otros, existen multitud de posiciones intermedias que invitan a una inteligente conciliación de posturas”, sugiere el Defensor.

Los denunciantes lamentan que no se aborde la presencia de menores en casos de maltrato animal

Fuentes de AADA lamentan a este periódico que la resolución del Defensor no entre en el debate central que eran los menores como espectadores del maltrato animal y la conveniencia de que no sean expuestos a actos de violencia.

AADA puso en marcha su iniciativa en octubre de 2019 con un manifiesto que fue suscrito por 350 organizaciones entre sindicatos de enseñanza, partidos, Federaciones de Padres y Madres, colectivos de profesores y asociaciones animalistas.

Se oponían al acuerdo suscrito entre PP, Ciudadanos y Vox en Andalucía para la “promoción y conocimiento de la actividad cinegética en los colegios” en el curso 2020-21, aunque la realidad es que el año escolar ha comenzado sin ninguna iniciativa en ese sentido.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: