Avanza la obra para acortar el viaje del AVE entre Sevilla, Málaga y Granada

La construcción del desvío ferroviario (o enlace o baipás) para el AVE entre Sevilla, Málaga y Granada, que permitirá reducir unos 20 minutos el viaje entre estas ciudades, sigue avanzando desde que la obra se inició en julio de 2020. La última novedad ha sido la adjudicación de un segundo contrato que complementa al principal.

Adif ha adjudicado recientemente el segundo contrato: la fabricación de los desvíos que irán en la vía por 1,6 millones

Con este segundo contrato, Adif (el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias) ha encargado a una empresa ferroviaria especializada la fabricación de los cuatro desvíos específicos que se colocarán en la vía y permitirán que el AVE pueda tomar un atajo a la altura de Almodóvar del Río (Córdoba) sin la obligación de alargarse otros 20 kilómetros más para llegar hasta la capital cordobesa. Esta opción hará posible diseñar trayectos directos del AVE entre Sevilla, Málaga y Granada.



Este segundo contrato se ha adjudicado por un importe de 1,64 millones de euros (IVA incluido) a la empresa JEZ Sistemas Ferroviarios y un plazo de 10 meses. Se desarrollará en paralelo a la obra principal. La empresa adjudicataria fabricará y trasladará el material al lugar más próximo a la obra para que la constructora del contrato principal los implante con el resto de la infraestructura ferroviaria, explicó ayer Adif.

El contrato de suministros incluye la fabricación, el transporte y el premontaje completo de cuatro desvíos o semiescapes. Comprende además los motores de accionamiento y la colocación en vía, nivelación y alineación de todos los desvíos, así como la realización de las operaciones de ajuste finales hasta que cada uno de ellos quede listo para su integración en el enclavamiento definitivo a lo largo de la traza de la línea de Alta Velocidad.

A los 12 millones del contrato principal adjudicado se suman otros 1,6 millones

Esta actuación va a ser cofinanciada con fondos europeos: el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) a través del P.O. Plurirregional de España 2014-2020, Objetivo Temático 7: Transporte sostenible.

El contrato principal

El acortamiento del trayecto del AVE entre Sevilla, Málaga y Granada será una realidad gracias a la construcción de un ramal de 1,7 kilómetros de longitud que conectará la línea de Alta Velocidad Madrid-Sevilla, en su punto kilométrico 363/302, con la línea Córdoba-Málaga, a la altura del punto kilométrico 5/211.

La obra empezó en julio de 2020 con los desbroces y desvíos de instalaciones de la Confederación Hidrográfica y de líneas eléctricas. Las adjudicatarias de este contrato principal, Pavasal y Sogeosa, cuentan con un presupuesto de 12 millones de euros (11.990.623 euros IVA incluido) y un plazo de 20 meses para ejecutar ese ramal de 1,7 kilómetros de enlace ferroviario para desviar el tren a la altura de Almodóvar del Río (Córdoba).  

Han pasado nueve meses desde que comenzaron los trabajos. Según informa Adif, en la actualidad el contrato principal se encuentra en la fase de construcción de la pérgola, es decir, de un paso a diferente altura donde se cruzan los trenes. Esta pérgola permitirá el paso de la actual vía convencional en servicio Alcázar de San Juan-Cádiz bajo el ramal proyectado.

El plazo de finalización de este contrato principal se agota en marzo de 2022 y culminará con la electrificación de la vía. Pero Adif recalca que hacen falta más trámites para su puesta en servicio. Así pues aún no se puede dar una fecha cierta del momento en que los trenes podrán circular por este atajo.

Hay un tercer contrato que queda por adjudicar, que es el de señalización de la vía una vez estén colocados todos los demás elementos del ramal de 1,7 kilómetros, precisa el Administrador de Infraestructuras.

Otra fase importante tendrá lugar con las pruebas. Una vez que todas las obras concluyan, Renfe tendrá que probar el funcionamiento de la vía tras una formación de maquinistas para este tramo. 

Y, por último, la Agencia de Estatal de Seguridad Ferroviaria será la encargada de probar la seguridad de esos 1,7 kilómetros de ramal por el que se desviará el AVE.

La opción de este ramal de desvío es la que el Ministerio de Fomento vio más conveniente para reducir el tiempo de trayecto del AVE entre las tres capitales a un coste razonable. Desde Fomento se señaló que la construcción de una vía única de ancho internacional era la solución más idónea Y que no se podía lograr un mayor ahorro de tiempo de trayecto.

Los trenes ya no tendrán que llegar a la estación de Córdoba para ir hacia Málaga o Granada, donde el maquinista debía bajarse del tren para invertir el sentido de la marcha y maniobrar hasta salir de la capital cordobesa en dirección a Málaga y Granada por un lado, y hacia Sevilla por el otro.

Se espera que Renfe ponga en servicio trenes directos de Sevilla a Málaga y Granada.

Para más información sobre la adjudicación por parte de Adif del segundo contrato de 10 meses pulse aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: