Así ha cambiado la movilidad en Andalucía desde la llegada del coronavirus

El año pasado, en estas fechas, comenzaba un confinamiento domiciliario y un estado de alarma nacional por la pandemia del coronavirus. Afectó a muchos ámbitos de la vida pero, sobre todo, a la movilidad. En la actualidad, siguen las restricciones entre las regiones y en muchos lugares, entre las provincias. En Andalucía, continúa esta medida hasta que el comité científico que asesora a la Junta de Andalucía decida lo contrario.

Desde marzo de 2020 a hoy, se puede decir en términos generales que la movilidad se ha recuperado porque la actividad económica también. Sin embargo, no se han vuelto a recuperar los niveles de antes del 14 de marzo del año pasado. Si antes del estado de alarma, había un día laborable 24 millones de desplazamientos; en la actualidad, son 20 millones y medio. 



Los fines de semana había, antes del confinamiento, entre 18 y 20 millones de desplazamientos. Ahora, son 17 millones. Durante los meses en los que se estuvo encerrado, los días laborables sólo hubo 12,2 millones de movimientos y 9 millones y medio los fines de semana. Por lo tanto, no se han recuperado los niveles que existían antes de la llegada del coronavirus. 

Distribución horaria de los movimientos

Los momentos del día en los que hay más desplazamientos son las ocho de la mañana, las dos de la tarde y la franja de las seis a las ocho de la tarde. Antes del comienzo de la pandemia, el número medio de movimientos en un día laborable era de 2,3 viajes, mientras que los fines de semana, solía haber 2. Durante el confinamiento estricto, se redujeron los desplazamientos a 1,3 diarios o 1 el sábado y el domingo. Hoy en día, la cifra es de 2 y 1,8, respectivamente. 

Durante todo este año, ha habido numerosas medidas de restricciones y varias fases que han afectado a la movilidad de las personas. También, ha habido cambios en las horas de los movimientos. Por ejemplo, ha cambiado el número de desplazamientos según la hora de inicio de la actividad en los días laborables. Los datos que se han podido recoger y más actuales señalan una intensidad menor y un adelanto en los movimientos porque se cerraba la actividad no esencial a las seis de la tarde. 

Sí hubo un cambio brusco durante la semana más estricta del confinamiento, la cual coincidió con la Semana Santa del año pasado, porque desapareció el pico de movimientos de las ocho de la tarde y disminuyó el de las siete. Por lo tanto, los desplazamientos han cambiado mucho en el último año por el coronavirus, las restricciones sanitarias que señalaron las administraciones públicas y los cambios en los hábitos y rutinas de las personas. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: