Andalucía sólo retocará los aforos esta semana pese a que la comunidad se acerca al riesgo extremo

“Nos hace falta un esfuerzo más a todos”. Así de tajante se ha mostrado el portavoz de la Junta, Elías Bendodo respecto al avance de la cuarta ola. Con la incidencia rondando los 250 contagios por 100.000 habitantes en 14 días, el Gobierno andaluz no adelantará la reunión del comité de expertos prevista para la semana próxima y el aumento de las restricciones se limitará a un endurecimiento de los aforos en gran parte de la comunidad, ya que está previsto que muchas áreas sanitarias pasen al nivel 3 de alerta este jueves. 

Según Bendodo, el número de contagios se eleva “de forma preocupante” y ya se está notando “la apertura de la movilidad que se hizo en Semana Santa”. “¿Dónde estaríamos si no se hubiera prohibido la movilidad entre las provincias”, se ha preguntado el portavoz, que, no obstante, ha recordado que la velocidad de ascenso de esta cuarta ola no es la que hubo en la tercera. “No nos podemos permitir que la cuarta ola se desboque”, ha agregado antes de recordar que también se revisará la lista de localidades donde la incidencia es mayor a 500 y, por lo tanto, pasará a estar confinada perimetralmente.



La intención del Gobierno andaluz es modificar en lo posible el plan de vacunación para llegar con la mayor cantidad posible de población vacunada para el verano. El 7,6% de personas con la pauta completa y el 18,8% con, al menos, una dosis, están lejos de servir para que la época estival se parezca a la de 2019. Ni siquiera a la de 2020, ya que el verano pasado comenzó con una incidencia casi imperceptible tras el confinamiento duro de la primavera. 

A la propuesta de permitir la vacunación voluntaria con Astrazeneca para los menores de 60 años, avanzada el lunes por este medio, hay que sumar la posibilidad de espaciar las segundas dosis que se aplican a los pacientes que reciben las vacunas de ARNm, es decir, las de Pfizer y Moderna. Estas fórmulas, según el actual modelo, se administran en dos pinchazos con 21 días de diferencia. La propuesta que elevará el consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, consiste en multiplicar por dos este periodo para ampliar la población vacunada. 

“Vacuna que llega, vacuna que se pone”, ha dicho el consejero de la Presidencia y portavoz de la Junta, Elías Bendodo, que ha asegurado que el proceso de inmunización “funciona como un reloj”. A las tres fórmulas que ya estaban en uso habrá que incluir desde este miércoles la de Janssen, que es monodosis, y comenzará a utilizarse con las personas de entre 70 y 79 años. “Que la UE espabile y el Gobierno de España espabile”, ha instado Bendodo antes de afirmar que “nos estamos quedando atrás”.

El portavoz ha recordado que Andalucía va a empezar a “sondear” los mercados para la posible adquisición de vacunas para los próximos “meses y años”. Entre esas reuniones destaca el encuentro que mantendrán este martes Jesús Aguirre y los responsables de Sputnik, otro previsto para la semana que viene con Janssen, a los que hay que sumar otro que hubo la pasada semana con portavoces de Astrazeneca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: