Andalucía quiere confinar en las casas cuando los contagios lleguen a 5.000

Comunidades autónomas como la andaluza siguen pidiéndole al Gobierno central poder aplicar restricciones más severas en sus territorios. El presidente andaluz volvió a hacerlo ayer. Y, aunque lleva semanas, meses, solicitando el adelanto del toque de queda y la cesión de la competencia de confinar domiciliariamente a la población, el Gobierno central sigue sin verlo claro. Que las medidas que están a disposición de las comunidades autónomas, sostiene el Ministerio de Sanidad, han servido antes para atajar la propagación y del virus y que también pueden seguir sirviendo ahora.

La Junta de Andalucía, sin embargo, sigue erre que erre: el toque de queda, además, debería adelantarse no sólo a las 20:00 sino a las 19:00. En cuanto al encierro en casa, Juanma Moreno aclaró el viernes 29 que sólo lo implantaría en situaciones de contagio disparado –en municipios con una incidencia superior a los 5.000 casos por cada 100.000 habitantes–. Mientras, a la espera de la cesión del Gobierno, Moreno rogó a los ciudadanos no salir de casa el fin de semana. Y lo hizo “por favor”.



Las comunidades autónomas que, como Andalucía, le piden al Gobierno central la habilitación de restricciones más estrictas argumentan que no, que las restricciones actuales no bastarán para contener la tercera ola, siempre bajo la premisa de que esta ola no es igual a las anteriores. Es lo contrario de lo que defiende el Ministerio de Sanidad.

Confinamientos domiciliarios en Andalucía

La aparición de las nuevas variantes detectadas en Reino Unido, Brasil y Sudáfrica –replican las comunidades autónomas–, que pueden convertirse en las predominantes de aquí a unas semanas, aconsejan la armazón de escudos adicionales. Por eso las solicitudes reiteradas de toques de queda más amplios y de confinamientos estrictos a demanda de las comunidades autónomas, sobre las que recae la autoridad en materia de salud pública durante el segundo estado de alarma.

“No planteo un confinamiento domiciliario global para Andalucía, pero sí para municipios que tengan 5.000 casos por 100.000 habitantes“, explicó Moreno desde Jaén, en unas declaraciones hechas durante una visita oficial que recogió Europa Press.

En este instante, según las medidas vigentes, Andalucía puede decretar la prohibición de toda actividad que no sea esencial en las localidades que registren incidencias acumuladas de 1.000 casos durante 14 días. Y así seguirán estándolo hasta el próximo 15 de febrero, como mínimo. Es lo recogerá hoy el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía en un nuevo decreto que prorrogará las últimas medidas restrictivas sobre movilidad y horarios.

Claro que a la Junta de Andalucía le gustaría disponer de un arsenal más amplio de restricciones. “Instrumentos muy razonables”, “nada del otro mundo”, dijo el presidente andaluz. “Si tenemos que tomar decisiones, tomémoslas; y, si tenemos que tomar decisiones duras, que sean cuanto antes para que hagan efecto”, añadió Moreno, que en esa línea ha reiterado su reivindicación de la posibilidad de modificar el toque de queda nocturno. “Queremos llevarlo a las 20:00 o incluso hasta las 19:00”, ha comentado Moreno antes de apostillar que “una persona sale del trabajo a las seis, tiene una hora para llegar a su casa”.

El Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, foro en el que las consejerías y el Ministerio de Sanidad acuerdan la toma de decisiones conjuntas, se saldó en su reunión del jueves con un nuevo rechazo a las comunidades autonómicas que solicitaron más restricciones. Entretanto, la Junta de Andalucía fía la evolución de la tercera ola de la pandemia a la buena voluntad de la población, suplicando “por favor” a todos los andaluces que se queden en casa el fin de semana, a pesar de que las buenas temperaturas invitan al disfrute. “Ahora no toca, lo que toca es quedarse en casa con la familia nuclear, moverse poco y reducir el contacto con el resto de ciudadanos”.

Último balance: 90 muertos en un día de récord en las UCI

Andalucía registró el viernes 29 de enero 90 muertes como consecuencia de las complicaciones surgidas por el Covid-19. Esta cifra es la más alta de los dos últimos dos meses, de la tercera ola, y habría que retroceder al escenario de finales del mes de noviembre para ver números luctuosos de esa magnitud. El 24 de noviembre murieron 94 andaluces en una jornada, 89 lo hicieron el 17 de ese mes y 95 fallecieron el día 10, según las estadísticas que ofrece la Consejería de Salud y Familias.

Es previsible que en los próximos días continúen notificándose datos elevados de fallecimientos en Andalucía, en tanto los indicadores de contagios y hospitalizaciones no acaban de estabilizarse del todo. Los pacientes ingresados en los hospitales andaluces sumaron ayer su vigésimo séptima jornada consecutiva de subidas hasta llegar a los 4.500, que son 83 más que el jueves y la mayor cifra registrada hasta ahora en lo que va de pandemia en Andalucía. Los enfermos críticos que se encuentran en una Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) eran ayer de 654, un número que supera en 30 personas la que había en la víspera y una cifra récord en la comunidad autónoma.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: