Andalucía baja impuestos, logra un superávit de 657 millones de euros y duplica la media nacional

La Junta de Andalucía, tras una bajada masiva de impuestos, ha logrado un superávit presupuestario de 657 millones hasta agosto, lo que supone el 31,3% del superávit autonómico. En términos relativos, para que se hagan una idea, el superávit de Andalucía ha ¡duplicado la media nacional!: un 0,45% frente a un 0,19%.

En los datos sobre ejecución presupuestaria hasta agosto difundidos este viernes por el Ministerio de Hacienda, pone también de manifiesto, según los datos facilitados por las comunidades autónomas, que el gasto de Andalucía asociado al Covid-19 ha sido de 579 millones, el 11,9% del total autonómico destinado a contrarrestar la pandemia.

En términos relativos, el gasto de Andalucía por Covid ha sido de un 0,39% de su PIB, cinco décimas por debajo de la media nacional (0,44%). El mayor gasto autonómico asociado al coronavirus lo encabezan Madrid (1.206 millones) y Cataluña (849 millones).

El superávit presupuestario de Andalucía hasta agosto la sitúa como la segunda comunidad en términos absolutos tras Cataluña, cuya diferencia entre ingresos y gastos ha sido de 887 millones de euros (0,42% del PIB), y por delante de Canarias (630 millones), comuidad que encabeza en términos relativos el superávit autonómico con el 1,50% del PIB.

En comparación con agosto de 2019, Andalucía ha pasado de un déficit entonces de 384 millones, un -0,23 del PIB. En el déficit acumulado hasta agosto de 2019, Andalucía representó el 12,32% del déficit autonómico, aunque en términos relativos se situó dos décimas por debajo de la media, que fue de un -0,25%.

El Ministerio de Hacienda ha explicado que el superávit de 2.097 millones de las comunidades autónomas, el 0,19% del PIB, responde a varias medidas adoptadas por el Gobierno para garantizar los recursos de las comunidades y dar respuesta a la emergencia provocada por la Covid-19.

Todas las comunidades, salvo Navarra y País Vasco, registran hasta agosto de 2020 un comportamiento más positivo que hace un año. Además, salvo estas dos regiones y Castilla la Mancha y Murcia, el resto, es decir un total de 13 regiones, logran situarse en superávit.

Déficit de las CCAA

La caída de los ingresos y el aumento del gasto derivados de la crisis del coronavirus ha elevado el déficit del conjunto de las administraciones públicas a 78.127 millones de euros hasta agosto, lo que equivale al 7,07% del PIB, mientras que el déficit del Estado se ha situado en el 5,09% hasta septiembre, con 56.291 millones de euros.

De acuerdo con los datos de ejecución presupuestaria publicados este viernes por el Ministerio de Hacienda, el déficit del Estado hasta septiembre (5,09%) se ha moderado ligeramente respecto al mes anterior (5,39%), pero en el último año se ha multiplicado por más de seis en términos absolutos, al pasar de 8.276 millones hasta septiembre de 2019 a los 56.291 millones actuales. Si se deduce el efecto del gasto en intereses (déficit primario) la cifra se sitúa en el 3,56% del PIB.

El aumento del déficit se debe a una caída de los ingresos del 12,3%, hasta los 132.381 millones de euros, como consecuencia de la situación económica derivada de la crisis sanitaria, lo que ha motivado que, por el contrario, el gasto se haya incrementado un 18,5%, hasta 188.672 millones, debido al alza de los programas sanitarios y por las mayores transferencias a la Seguridad Social y a las comunidades.

Dentro de los ingresos, los recursos impositivos, que representan el 82,4% del total, se sitúan en 109.120 millones hasta septiembre, lo que implica una disminución del 14%.

IVA, IRPF y Sociedades

Retroceden la mayor parte de las figuras tributarias. Se produce un descenso del 12,7% de los impuestos sobre la producción y las importaciones, entre los cuales el IVA baja un 14,3%, hasta los 50.252 millones.

Hacienda explica que este comportamiento se debe al menor consumo derivado de la caída de la actividad y por la minoración de ingresos de medidas necesarias para mitigar los efectos de la pandemia, como la aplicación del tipo cero en el IVA en los bienes necesarios para hacer frente a la Covid-19.

Los impuestos corrientes sobre la renta y el patrimonio descienden un 16,1%, con una caída del 2,6% en el Impuesto sobre Sociedades y del 21,7% en el caso del IRPF como consecuencia, en gran parte, de las mayores entregas a cuenta y el mayor resultado a favor de las comunidades de la liquidación definitiva de 2018 respecto al ejercicio anterior, a lo que hay que sumar el parón de la actividad.

También descienden los impuestos sobre el capital un 56,1% y las cotizaciones sociales, un 1,%, fundamentalmente por la progresiva sustitución de empleados activos con Régimen de Clases Pasivas por otros con Régimen de Seguridad Social.

En lo que respecta al resto de recursos que siguen la misma tendencia descendente, destacan dividendos y otras rentas, que caen un 31,2%, así como los intereses, que disminuyen un 17,5%.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: