Andalucía aumenta un 26% el presupuestos para las víctimas de violencia de género

La Junta de Andalucía siempre ha dejado claro que uno de sus principales objetivos pasaba por luchar contra la violencia de género. Por ello, la Junta de Andalucía aumentará en un 26% las ayudas para estas víctimas respecto al mismo montante de 2020.

La directora del Instituto Andaluz de la Mujer (IAM), Laura Fernández, ha firmado esta semana un incremento del crédito por importe de 180.000 euros para las subvenciones, en régimen de concurrencia no competitiva, a mujeres víctimas de violencia de género, que supone un aumento del 26,23% de la financiación de estas ayudas hasta situarse en 866.000 euros.

En la resolución publicada el 4 de noviembre en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) se establece que el incremento del crédito se destina a la Línea 2 de ayudas económicas para mujeres víctimas de violencia de género que acrediten insuficiencia de recursos y especiales dificultades para obtener un empleo.

La línea contaba con una dotación económica inicial de 380.000 euros, pasando ahora a tener un crédito de 560.000 euros. La convocatoria de subvenciones a mujeres víctimas de violencia de género tiene dos líneas de ayudas económicas, una dirigidas a mujeres que están acogidas en el Servicio Integral de Atención y Acogida a Mujeres Víctimas de Violencia de Género, o que lo hayan estado en el plazo de seis meses con anterioridad a la solicitud, y que tengan ingresos económicos inferiores al Salario Mínimo Interprofesional.

La otra se destina a aquellas mujeres que acrediten insuficiencia de recursos y especiales dificultades para obtener un empleo durante la vigencia de la orden de protección o cualquier otra medida cautelar de protección, informe del Ministerio Fiscal o, en su caso, de las medidas de protección a favor de la mujer establecidas en la sentencia condenatoria.

En la convocatoria lanzada en abril el presupuesto conjunto de ambas líneas ascendía a 686.000 euros, 306.000 para la Línea 1 y 380.000 para la Línea 2, y ahora crece hasta los 866.000 euros. En la resolución se establece que estas cuantías podrán ampliarse por incrementos en el crédito disponible, en cuyo caso habría que aprobar una resolución complementaria que incluya solicitudes que, aún cumpliendo los requisitos, no hayan sido beneficiarias por agotamiento del mismo.

Esta línea está financiada con créditos del Estado. Laura Fernández ha avanzado que en apenas seis meses se han concedido un total de 108 ayudas, 48 de la Línea 1 y 60 de la Línea 2. La presentación de solicitudes comenzó a finales de abril tras la publicación de la convocatoria, que tiene carácter permanente, en el BOJA. Mientras que en todo el año 2019 se resolvieron 153 ayudas.

A este respecto, la directora del IAM ha apuntado «que estas ayudas económicas contribuyen a facilitar el inicio de una vida independiente de aquellas mujeres que están en los recursos de acogida de Andalucía y al mismo tiempo buscan cubrir las necesidades de mujeres víctimas de violencia de género, así como de las personas a cargo, con el fin de potenciar su autonomía para que puedan salir de la situación de violencia».

Asimismo, ha subrayado que «la idea de estas ayudas, que lanzamos en pleno confinamiento a causa del Covid-19 durante el primer estado de alarma, es continuar trabajando en la atención psicosocial a las víctimas, facilitando su recuperación y autonomía a través de estas subvenciones. Una de nuestras máximas, en especial en este periodo de crisis, es que estas mujeres no se sintieran solas».

Precisamente, sobre la línea que incrementa su crédito Laura Fernández firmó en mayo una instrucción para la aclaración del concepto de orden de protección como título acreditativo de la situación de violencia de género en relación a estas ayudas con el propósito de proporcionar una interpretación homogénea y garantista a los órganos dependientes del Instituto Andaluz de la Mujer que tengan encomendada la tramitación de esas ayudas.

De esta forma, tras la publicación en el BOJA de la Instrucción 2/2020, cualquier resolución judicial que acuerde una medida cautelar a favor de la víctima también servirá como instrumento acreditativo de la condición de violencia de género.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: