Andalucía abre las ayudas para la rehabilitación energética de edificios

La Junta de Andalucía ha dispuesto la apertura del plazo para pedir ayudas por parte de ciudadanos, empresas y entidades públicas que así lo deseen, para la rehabilitación energética de sus edificios. Las intervenciones abarcan desde las fachadas hasta la mejora de la iluminación o la climatización con renovables.

Las ayudas están dotadas con una cuantía global de 49,3 millones de euros y las solicitudes pueden presentarse ya. Las medidas se engloban dentro del Programa de Incentivos a la Rehabilitación Energética de Edificios, PREE, y pueden leerse todas las disposiciones en el comunicado lanzado por la Junta de Andalucía. 



El plan de rehabilitación se encuentra gestionado por la Agencia Andaluza de Energía que se encuentra adscrita a las consejerías de Presidencia, Administración Pública e Interior y de Hacienda y Financiación Europea. 

Admisión por proceso telemático

Como novedad la solicitud para acceder al programa se realizará este año de manera 100% telemática. Así, una vivienda familiar podría solicitar mejoras, por ejemplo, para actuar sobre la cubierta, fachada y ventanas y dotarla con una instalación fotovoltaica para disminuir el consumo y la factura eléctrica. Los bloques o comunidades de vecinos pueden optar por cambiar la iluminación del parking o la instalación de una caldera de biomasa que centralizaría la calefacción.

Este plan se engloba dentro de las medidas llevadas a cabo por la Junta y dotarán a los edificios de la comunidad de al menos una letra más en su clasificación energética. Estas letras se clasifican en una escala que va desde la A, siendo esta más eficiente, a la G, menos eficiente. 

Tres planes de actuación

El primero de ellos es mejorar la eficiencia energética de la envolvente térmica e incentivar  las soluciones constructivas convencionales que afectan a fachadas, cubiertas, carpinterías exteriores, vidrios y protecciones solares. 

El segundo plan de actuación es el que hace referencia a las fuentes limpias, ya que se busca la mejora de la eficiencia energética y de las energías renovables en las instalaciones térmicas. Así, se ofrecen incentivos para conseguir que el consumo de energía convencional este bajo mínimos a favor del consumo de energía solar térmica, geotermia o biomasa.

A través de la tercera línea de actuación el objetivo será conseguir reducir la iluminación de los edificios, estimada en un 30 % del consumo total de electricidad. Para ello se harán mejoras de las eficiencia energética de las instalaciones de iluminación interior, recibiendo incentivos para la sustitución de luminarias, lámparas y equipos por otros que sean de mayor eficiencia. 

Diferentes tipos de cuantía económica

La cantidad de las ayudas recibidas radicará en la superficie a restaurar. De esta manera, siempre que se realice sobre edificios completos el incentivo base será del 35 % de la inversión. Si se trata de una vivienda o un local el incentivo se reduce hasta el 25 & con el límite máximo de 6.000 euros en el caso de las viviendas. Para la iluminación la ayuda base es de un 15 %.

Asimismo los consumidores que ya cuenten con un bono social dispondrán de un 15 % de ayuda adicional siempre que se traten de edificios completos, y de un 10 % adicional en el caso de edificios y locales. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: