Abascal garantiza que Vox mantendrá su apoyo al Gobierno andaluz en un polémico acto en Sevilla

Vox no “desestabilizará” al Gobierno de Juanma Moreno. Lo ha garantizado Santiago Abascal en una “rueda de prensa” celebrada este miércoles en Sevilla ante dos centenares de simpatizantes de su partido y con otros tantos agolpados en los accesos de la Plaza Nueva, en el centro de la capital. Ante el interés que había despertado el acto, convocado en redes sociales el día anterior, la Policía Nacional bloqueó los accesos al enclave desde media hora antes del inicio, lo que provocó las quejas del propio Abascal y los allí presentes.

El líder de Vox, que ha pedido a sus simpatizantes que guarden la distancia de seguridad, ha cargado contra Pedro Sánchez y Fernando Grande-Marlaska por dar “órdenes ilegales” a los agentes que han cerrado la plaza. “Es una rueda de prensa, no un acto político”, ha insistido Abascal, que también ha asegurado que el dispositivo policial desplegado este mediodía en Sevilla ha sido mayor que los que hubo en Madrid y Barcelona cuando se produjeron disturbios por la encarcelación del rapero Pablo Hásel. “Es una actitud arbitraria y criminal”, ha sentenciado el político vasco. 



La dureza expresada por Abascal contra el gobierno de Pedro Sánchez contrasta con la suavidad que ha dedicado al Gobierno andaluz. Al menos contra la parte popular, ya que ha mostrado “su preocupación” por la salud del Ejecutivo por la presencia de Ciudadanos. “Ha pasado de la veleta naranja al puñal naranja”, ha dicho el líder de Vox, que ha pedido a Juanma Moreno una “reflexión” sobre la “viabilidad” del pacto entre PP y Cs y ha defendido la idoneidad de convocar elecciones.

“Hacen falta elecciones, hay gente sufriendo y no hay nadie al mando”, ha dicho Abascal, que luego ha matizado para decir que no se trata de una “exigencia” de su partido, que no generará “inestabilidad” en Andalucía. Estas reclamaciones cobran sentido si se tiene en cuenta la forma de actuar del grupo parlamentario de Vox en estos dos años en Andalucía. Es habitual que el portavoz Alejandro Hernández lance ultimátums y no hace ni un mes que anunció que dejaría de apoyar a PP y Cs en la Cámara, pero sólo han dejado de apoyar al Ejecutivo en una votación de segundo orden, manteniendo la unidad de acción en el resto de iniciativas. 

Con este precedente, el acto de Abascal adquiere un importante cariz de critica a Ciudadanos. No habrá moción de censura impulsada por Vox, pero el líder de la formación ha dejado claro que ha estado en Sevilla “para decir que Vox no es un problema, lo es Ciudadanos, un partido imprevisible”. “No podemos estar tranquilos con Ciudadanos”, ha añadido Abascal antes de recibir un aplauso de los asistentes. De fondo se escuchaban los gritos de “¡Libertad! de unas doscientas personas agolpadas en una de las entradas de la Plaza Nueva.

Desde la Delegación del Gobierno central en Andalucía se ha explicado a esta redacción que Vox no había comunicado la celebración de una concentración, algo obligatorio para la organización de actos políticos. Al utilizar la excusa de la convocatoria de rueda de prensa, la formación debía informar al Ayuntamiento de Sevilla por el uso de un espacio público, lo que sí hizo. No obstante, la Policía Nacional actuó de oficio para prestar apoyo a la Policía Local y ha cortado el acceso a la zona. A partir de ese momento sólo han podido entrar en la Plaza Nueva periodistas, una de las cuales ha sido increpada por el público después de preguntar a Abascal si consideraba que el acto no era más un mitin que una rueda de prensa. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: