3 planes divertidos para hacer con niños en Cantabria

Estos planes divertidos para hacer con niños en Cantabria nos ofrecen la posibilidad de planificar unas vacaciones perfectas con antelación. El aire libre y la naturaleza son alguno de los atractivos de esta comunidad. En busca de un sitio tranquilo, lejos de las aglomeraciones, nos puede llevar a lugares increíbles que nos ayudarán a crear una serie de recuerdos mágicos. En estos días es más importante que nunca pasar tiempo de calidad con los nuestros, pero también disfrutar de la actividad al aire libre. Países de ensueño y actividades de todo tipo para hacer con niños es lo que podemos encontrar en estos planes en Cantabria, la diversión está asegurada.

Estos son los planes más divertidos para hacer con niños en Cantabria

El Museo Marítimo del Cantábrico les encantará a los niños y a los no tan niños. En Santander podremos disfrutar de este museo tan especial, el mar y el agua es uno de los atractivos principales de esta comunidad que cuenta con un museo que impresiona a las orillas de la bahía. Las peceras y acuarios están llenas de animales sorprendentes, incluidos unos enormes tiburones o rayas enormes. Se puede entrar gratis si se come en el museo o los domingos por la tarde suelen dejar entrar de forma gratuita. Esta visita con o sin comida, pagando entrada o no, merece la pena.

El Museo de Altamira les enseñará a los niños la historia de la humanidad. Saber como vivían los primeros habitantes de este lugar, ver sus impresionantes pinturas y participar en alguna de las actividades educativas que ofrece el museo es la excusa perfecta para visitar Cantabria. En este lugar se puede visitar en familia y disfrutar de la experiencia, siempre podemos descubrir algún dato curioso o admirar este lugar tan singular de nuestro país. Las Cuevas de Altamira deben visitarse es uno de los tesoros que alberga esta comunidad y recibe turistas y especialistas amantes de la historia de todo el mundo.

La Península de la Magdalena tiene una gran variedad de actividades que podemos disfrutar con los niños. Un zoo para los amantes de los animales con pingüinos y focas que sorprenden, se les puede dar de comer y están muy habituados a convivir con los humanos que los cuidan. Una forma de enseñar a amar la naturaleza y de admirar la grandez de la diversidad de animales presentes en nuestro planeta. Podemos subir en el “Magdaleno”, un tren turístico que va contando la historia del lugar y del entorno. Les encanta a los niños y evitaremos caminar en exceso o descansaremos un poco.

Estos son algunos de los plantes divertidos que podemos hacer con niños en una pequeña escapada a Cantabria. Merece la pena la visita al parque de Cabárceno con animales de los 5 continentes podemos pasar un día completo en un rincón destacado de esta comunidad autónoma. En cualquiera de sus casas rurales podremos organizar nuestro itinerario ideal por los rincones más tranquilos de Cantabria. Merece la pena una escapada en familia, solitario o en pareja, Cantabria tiene mucho que ofrecer.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: